08-02-2019 | 16:25

Renovación y espiritualidad en el Mushuk Nina

Otavalo. Mientras el mundo celebra las festividades de año nuevo en diciembre; los pueblos andinos lo festejan en marzo.

De acuerdo a la cosmovisión andina el 21 de marzo, marca el inicio del año nuevo. El ritual del Mushuk Nina o ‘Fuego Nuevo’, es una ceremonia que se realiza en temporada del equinoccio, cuando la tierra se mueve con relación al Sol y a las fases de la Luna.

Concepción. Una de las características principales del ritual es encender y cuidar el fuego nuevo o renovador rodeado de danzas y alimentos provistos por la Pachamama o madre tierra. Así lo explicó Manuel de la Torre conocedor de la cultura kichwa.

El Equinoccio de primavera se lo celebra dentro del marco del Pawkar Raymi, época del florecimiento.

“El Mushuk Nina es un momento de compartir, de reflexionar, de sentir y de actuar”, agrega Alfredo Lema, líder Kichwa de Otavalo.

Valor histórico. “Es una ocasión especial donde el taita Inti, (sol) emana su luz sin sombra. Esto le permite al cuerpo humano recibir y canalizar esa energía, produciendo una serie de efectos favorables para restablecer la armonía y despertar la conciencia de la gente”, agrega De La Torre.

En Otavalo, los colectivos y organizaciones kichwas se preparan para la celebración del próximo mes.