22-02-2019 | 15:44

Ñucanchi Allpa revaloriza la cultura

Otavalo. Ñucanchi Allpa Ballet Folclórico es sinónimo de identidad y cultura de los pueblos andinos.

Desde su creación -27 de julio de 2006- hasta la actualidad la agrupación ha logrado revitalizar las costumbres del pueblo kichwa.

La agrupación, que se fundó el 27 de julio del 2006, desarrolla sus actividades desde la comuna de Santa Clara de San Millán, en Quito.

Legado. Javier Pineda es el iniciador y director de la agrupación. Nacido en nacido en San Juan de Ilumán, el artista otavaleño es el único coreógrafo indígena en el país que ha logrado consolidar el proyecto.

Trajinar. Durante sus 13 años de vida artística, la agrupación ha desarrollado espectáculos en Francia, Italia, Alemania, Suiza, Mé-xico, Colombia, Perú, Chile, China.

En la actualidad tiene 80 bailarines y sus bailes reflejan las vivencias de los pueblos andinos como Otavalo, Cayambis, Salasaca, Puru-há, Cañaris, Saraguro entre otros.

Cada uno de los integrantes de Ñucanchi Allpa, se vinculan a un proceso de formación humana y dancística. Esto les ha permitido realizar esa transmisión de saberes andinos. “Es una agrupación muy buena y reconocida a nivel internacional”, explicó Alberto To-rres, gestor cultural.