07-07-2019 | 00:00

‘Los Queros’, guardianes de saberes ancestrales

A la nación Queros, ubicada en el Cusco a 4 000 metros sobre el nivel del mar, acuden taitas y mamas de diferentes países para conocer sus orígenes.

Quito. La nación Queros, ubicada en el alto Cusco en Perú, es considerada por los historiadores como el último ayllu inca. A ese lugar, localizado a casi 4 000 metros sobre el nivel del mar, acuden taitas y mamas de diferentes países para conocer las prácticas originarias de esa nación, las cuales se remontan a la época incaica, indicó eltiempo.ec

Importante. Un grupo de conocedores de la medicina ancestral de las provincias de Azuay, Cañar y Chimborazo, viajó a Quico Grande una de las cinco comunidades de la nación Queros, donde fueron recibidos por el altomisayoc (sacerdote andino) Marcos Apaza.

Guiados por este sabio, los taitas y mamas efectuaron un “pago”, es decir, una ofrenda a la Pacha Mama. Delante de un altar elaborado sobre una manta sagrada, el altomisayoc efectuó el ritual para “comunicarse con los Apus (espíritus) sagrados”.

La hoja de coca, que es sagrada para los Queros, es el puente para comunicarse con los Apus, a quienes consultan sobre las diferentes actividades como la producción de los cultivos de papas, para que mejoren o para que no se dañen las siembras.

Y es que en su modo de vida, los pobladores conservan las costumbres ancestrales de hace miles de años. Emplean los mismos métodos de agricultura, tocan antiguos instrumentos, tejen sus atuendos de lana de alpaca en rústicos telares y se comunican mediante cánticos con los Apus, para vivir en armonía con la naturaleza.

En un paisaje inhóspito y rodeado de nevados, los Queros construyen sus viviendas con piedra y su techo es de paja.