29-01-2019 | 14:01

La medicina occidental y la ancestral se complementan

En el hospital Asdrúbal de la Torre se entregaron kits a las parteras del cantón con la finalidad de cumplir con el objetivo de evitar las muertes maternas.

Cotacachi. Rosa Andrango lleva 38 años ejerciendo su labor como partera. Ella ha ayudado a decenas de niños a llegar al mundo con técnicas ancestrales que aprendió desde que era una niña y ahora con la ayuda de la medicina occidental dice que la seguridad para las madres es doblemente satisfactoria.

Saberes. A los 7 años de edad obtuvo sus primeros conocimientos por parte de la partera de su familia, más tarde fue quien ayudó a su madre y posteriormente ella misma al dar a luz. “Son conocimientos que se transmiten de generación en generación. Ayudé a mi madre, a las vecinas, así tuve experiencia y cuando tuve a mis hijos ya sabía más”, dice Rosa.

Van de la mano. En la actualidad, esos conocimientos ancestrales van de la mano con la medicina tradicional. Es así como en el hospital Asdrúbal de la Torre del cantón Cotacachi, días atrás se realizó la entrega de kits a parteras con la finalidad de que tengan herramientas para atender los partos de una forma mucho más segura. “Queremos que tengan las herramientas para atender esos partos por eso se les entrega una mochila, una sábana térmica y diferentes utensilios indispensables para ayudar a dar a luz”, comentó Humberto Castañeda, director del hospital.

Identificar peligros. En Cotacachi se tiene un registro de 80 parteras, de las cuales 36 se encuentran ya certificadas por el Ministerio de Salud, MSP. “Como profesionales con conocimientos occidentales vemos la importancia también de contar con los conocimientos ancestrales que se mantienen en todas las comunidades, en la provincia y también en el país. Lo que queremos es que ellas sepan identificar los peligros para así evitar las muertes maternas”, dice Castañeda con referencia a uno de los principales objetivos del MSP.