19-11-2018 | 00:00

Buscan rescatar la identidad indígena a través de un libro

El libro ‘cosmovisión andina aplicado al diseño’ estaría distribuyéndose en los movimientos indígenas como por ejemplo en la Conaie.

Ibarra. Julio Saransig Picuasi, es un arquitecto de 45 años de edad que trabaja proyectos de investigación ancestrales. Además está a punto de lanzar el libro denominado ‘cosmovisión andina aplicado al diseño’. La idea del libro nació de una tesis de postgrado que se realizó en el 2013.

Publicación del libro. Has-ta enero del próximo año Julio Saransig debe presentar su libro.

Ese documento está casi listo. En sus páginas habla sobre las toponimias que es el estudio etimológico de los nombres propios de un lugar y de los fonemas, que son las unidades básicas sobre las que se estudia el lenguaje.

“Lo que busco es reconstruir y profundizar y llegar a tener un verdadero significado de las toponimias. En este proyecto trabajo hace ocho años, pero hace cinco empezó a ejecutarse”, dijo Saransig, quien tiene aliados en la elaboración del libro.

Se trata de Jesús Coronado, Jaime Pilatuña, Fernando Sarango y César Ruiz, quienes aportan con la mayor información de ese tipo de temas. En las páginas del libro también se refleja el trabajo del ordenador de la chacana, que significa puente al cielo.

“Dentro de la ‘chacana’ hay mucha sabiduría. Lo que queremos es compartir con los artesanos este estudio y que exploten el significado de su producto autóctono”, aseguró. Hay otra investigación que está en agenda, y que una parte se incluye en el libro. Se trata de recuperar el lenguaje escrito de los ancestros.

Otros proyectos. Julio es otavaleño y es docente de la escuela de arquitectura de la Universidad Católica del Ecuador sede en Ibarra. Él tiene otro proyecto bajo la manga. Se trata del estudio de los sitios arqueológicos que se ubican en El Tablón, Zuleta, Huariman, Otavalo y Cochasquí, que queda en Pichincha. “Las pirámides que hay en estos sectores no se repiten en otros sitios arqueológicos. Este trabajo es un aporte para recuperar la morada habitacional”, dice el catedrático.

Lo que pretende es romper los paradigmas del ordenamiento territorial tradicional en Otavalo, Cotacachi, Antonio Ante e Ibarra.

Para Julio Saransig, el objetivo es romper parte de los estereotipos de la historia. Dentro de la línea de la arquitectura, hay un proyecto más. Se trata de la construcción de la capilla de la comunidad de San Juan en Otavalo.

“En este trabajo sistematizamos los saberes de los abuelos y fue allí donde recuperamos la esencia indígena. Las 21 comunidades de Otavalo nos apoyaron en este programa”, manifestó.