Intentó huir con un revólver y alcaloide

Ibarra. Una mujer de nacionalidad venezolana fue detenida la noche del último jueves por varios miembros policiales del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM), luego de un accionar ejecutado en el parque La Merced, centro de Ibarra.

Los uniformados se encontraban en el sector realizando un barrido y control de espacios públicos y abordaron a cuatro ciudadanos, dos hombres y dos mujeres, para realizarles un registro corporal. Una ciudadana mostró de inmediato actitud evasiva y huyó en precipitada carrera, arrojando una mochila a la altura de la calle Juan José Flores.

Procedimiento. Enseguida se inició una persecución y, a bordo de su motocicleta, el policía Francisco Rosero, logró neutralizar a la ciudadana. De inmediato otro uniformado colaboró con el procedimiento y aprehendieron a la mujer. Dos uniformadas le realizaron un registro corporal y comprobaron que ocultaba, entre sus senos, nueve fundas pequeñas tipo ziploc con una sustancia verdosa, que luego de realizar la prueba de campo preliminar, se comprobó que se trataba de marihuana.

El mismo uniformado que capturó a la mujer, revisó la mochila que la sospechosa arrojó mientras corría y descubrió que en su interior ocultaba un arma de fuego tipo revólver color negro, de fabricación artesanal y dos armas cortopunzantes (cuchillos).

El caso se dio a conocer al fiscal de turno del cantón y los miembros de la Unidad de Criminalística, Policía Judicial y Unidad Subzonal de Antinarcóticos de Imbabura, para que se realice el procedimiento respectivo y se legalice la aprehensión de la mujer.

Aprehensión. La sospechosa se identificó como Yus-ney Felicia H. y fue llevada hasta una casa de salud para obtener el certificado médico que legalice su aprehensión, y luego le ingresaron en el Centro de Detención Provisional de Ibarra (CDP-I).

Luego de realizar el pesaje respectivo, el mayor Ángel Vásquez, jefe de la Unidad Subzonal de Antinarcóticos de Imbabura, informó que se trataron de 7,1 gramos de marihuana, es decir 14,2 dosis. La cantidad de alcaloide decomisada pertenece a un caso de mínima escala, que establece una pena privativa de libertad de dos a seis meses.