Inteligencia y técnica en el deporte

La humildad y la ambición positiva destacan en la personalidad de Richard Carapaz, no sé si son antagónicas, pero él desde muy pequeño ha tenido ambos valores. A eso se suma una voluntad de hierro y una disciplina que lo hace entrenar todos los días en esos hermosos parajes de su Carchi natal. Pero el deporte de hoy es también técnica, la que logró Carapaz al recibir capacitación desde su adolescencia con personas que sabían sobre ciclismo y en los últimos años al incorporarse a un equipo profesional que además de darle el sostén para su trabajo, tiene expertos que analizan todos los factores de la ruta, velocidad, inclinación, presencia de los principales rivales y como neutralizarlos y muchas otras variables que para una sola persona, en este caso el ciclista, son imposibles de controlar. Si a todo esto se añade que es una persona inteligente, entendiendo por inteligencia la actividad creadora para resolver problemas nuevos, nos ha demostrado Richard que siempre ha aplicado no solo sus conocimientos sino su capacidad para ir resolviendo sobre la marcha todos los problemas que implica una carrera tan larga, que además requiere de mucha paciencia para aguantar cuando es necesario y de gran fuerza y valor cuando hay que atacar para no perder posiciones. Pocas veces el país ha podido disfrutar de la gloria de un triunfo tan merecido y tan contundente de uno de sus deportistas, nuestro abrazo fraterno a su gran esfuerzo, inteligencia y voluntad, que sigan nuevos triunfos.