Inteligencia no es lo mismo que intelecto

nelson villacisUna mujer trataba de abrir un envase que contenía alimentos y aunque puso mucho empeño no lo conseguía. Tuvo que recurrir a un manual de cocina, cuando por fin dio con el instructivo, al cabo de quince minutos regresó y para su gran sorpresa la cocinera ya lo había abierto.  Sorprendida preguntó: ¿Cómo lo abriste?. La cocinera, quien era analfabeta respondió: Señora, cuando una no sabe leer, tiene que usar la inteligencia.


El intelecto es prestado, la inteligencia es propia.  Todo conocimiento se vuelve ajeno cuando la experiencia no es propia.  Saber manejar las cosas no equivale a comprenderlas. Saber manejar muy bien la tecnología no equivale a comprenderla. Un ignorante que actúa mecánicamente puede ser muy eficiente aunque en el fondo solo disfraza su ignorancia. El intelecto necesita de preparación, la inteligencia de disposición.  El intelecto es un cosmético, la inteligencia es natural.  ¿Por qué nacemos sabios y morimos como idiotas?  Mucho instructivo adorna la cabeza y bloquea la naturaleza. Todo el mundo nos dice cómo deberíamos pensar, en qué debemos creer y lo que debemos sentir.  Esta es una sociedad de manuales en donde a nadie se le permite ser uno mismo. Se debería permitir florecer, crecer acorde a la naturaleza de cada quien. Respetar y cultivar.  Guiar, no instruir.  Enseñar a discernir, mas no imponer la verdad. No se puede enseñar la verdad porque eso, es dogmatizar. Se puede mostrar como inquirir o indagar en ella. Los manuales facilitan las cosas, pero complican el camino. Facilitan porque otros te dan pensando y complican porque cuando uno no piensa por sí mismo hace mediocre su experiencia por la existencia.

 

Nelson Villacís
nelsonvillacis@hotmail.com