Insisten por un corredor humanitario para ir a Perú

Tulcán. Un nuevo bloqueo en el Puente Internacional de Rumichaca se dio la noche del jueves último por parte de los ciudadanos venezolanos que intentan ingresar a Ecuador.

Hechos. La situación fue controlada por la Policía Nacional de la Subzona Carchi 04. El grupo de venezolanos pide un permiso especial para ingresar al país. Ellos en su mayoría van hasta Perú, Chile y Ar-gentina.

A diferencia del domingo anterior donde se lo bloqueó por casi cinco horas, esta vez el bloqueo duró tres horas y 40 minutos. Al igual que en la primera vez, la mayoría de migrantes tienen como destino el sur del continente.

Tras la intervención de las autoridades de Ipiales, se logró que los migrantes permitan abrir el paso. El tránsito durante el día de ayer se realizó sin inconvenientes.

Análisis. Carlos Alberto Ve-lasteguí, viceministro de Movilidad Humana, confirmó desde Quito, que se analiza conceder un salvoconducto a venezolanos que tengan visa para ingresar a los países del sur del continente.

“Mantenemos diálogos con los Gobiernos de Perú, Chile y Argentina para tener certeza de que la visa que muestren los emigrantes realmente les ampara para ingresar a dichos países”, enfatizó Velasteguí en una entrevista radial en NotiMundo.

Lo que se busca. El corredor humanitario garantizará un tránsito para los venezolanos desde Rumicha-ca hasta la frontera sur, en Huaquillas.

Adicionalmente a ello, se está coordinando la ayuda con organizaciones internacionales que prestan atención humanitaria a los migrantes para que haya un transporte humanitario que traslade a los migrantes hasta los países del sur.

Sentir. “Quiero que las autoridades nos entiendan. No vamos a quedarnos en Ecuador. Yo al igual que la gente que está aquí vamos a Perú. Necesitamos que nos dejen pasar, es lo único que le pedimos”, exclamó Alfredo Valentín, quien aseguró que vive desde hace un año en Trujillo, Perú. Según su testimonio, él salió del país del Rimac en busca de Martha Hernán-dez, su esposa y sus dos hijos, el pasado 31 de julio.

“No sabía que esto iba a pasar. Necesito regresar a Pe-rú, pues el 2 de septiembre vuelvo a trabajar”, corroboró Valentín. Su historia es igual a la de otros migrantes que aseguran ya se encuentran radicados en el sur del continente.

Normativa legal. Ecuador impuso la necesidad de visado para regularizar una situación que se le hacía incontrolable desde el punto de vista social, legal y presupuestario.

Por el país han pasado en los últimos dos años más de un millón de migrantes venezolanos, de los que más de 300 mil se han radicado en el territorio a un costo, en el 2018, de cerca de 77 millones de dólares.

Panorama. Según estadísticas de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el número de inmigrantes podría llegar a finales de año a unos 500 mil. Hay expectativa por la situación.