Inseguridad y emergencia

Las principales autoridades de Cotacachi, viendo y palpando el aumento de la inseguridad en su cantón, declararon la emergencia.

Según escuchamos al alcalde y vicealcalde, legítimos representantes del COE cantonal, no es que la situación sea alarmante en los actuales momentos, pero las manifestaciones delincuenciales y violentas que incluso, cobraron la vida de un joven hace pocos días luego de una riña en Tunibamba, van en aumento y lo más importante, según dijeron, es prevenir y evitar que las cosas vayan más allá con graves consecuencias. Pero a reglón seguido vino la queja. Las autoridades provinciales del COE y la Policía no dieron su aval para que la declaratoria de emergencia sea un hecho concreto. Quizá como muchos lo han definido, la inseguridad que siente el ciudadano ya no es una simple percepción, es un miedo al incremento de los delitos  y a la incapacidad de no saber cuál es la solución ante tanta violencia y ante tanta inseguridad. Siempre lo hemos dicho y lo seguiremos insistiendo: confiamos en la tarea de planificación y acción de las autoridades que tienen directa responsabilidad con la seguridad interna del país y con la protección de los ciudadanos. Lo importante es que los planes coordinados se pongan en marcha para lograr los fines que la comunidad exige y clama.