Inseguridad pone en alerta a la ciudadela Jacinto Collahuazo segunda etapa

Ibarra.- Dos ciudadanos se salvaron de ser castigados por los habitantes de la ciudadela Jacinto Collahuazo segunda etapa. La pareja de jóvenes hermanos fue detenida por la población luego de que se sustrajeran tres jabas de bebidas gaseosas que se encontraban en una camioneta ubicada frente a una vivienda del sector.

Los habitantes de la ciudadela aseguraron que los robos en esta zona son constantes.

Los hechos
Alex Conejo se alistaba para iniciar el día y, antes de desayunar, cargó algo de mercadería en su camioneta que estaba estacionada en el exterior de su vivienda. El joven comerciante ingresó a su domicilio y cuando volvió a salir se percató, por varios vecinos del sector, que tres desconocidos se llevaron las bebidas gaseosas cuyo valor asciende a 80 dólares.

Los testigos ayudaron a localizar a los ciudadanos y lograron capturar a dos de ellos. Según los habitantes de la zona, uno de los implicados logró huir en un vehículo tipo taxi. Los hechos se registraron aproximadamente a las 07H00 de ayer.

Ciudadela
Los habitantes de la ciudadela encendieron las alarmas comunitarias y alertaron a la población que salió enardecida a apoyar al vecino perjudicado. La vicepresidenta de la ciudadela, Norma Gallardo, aseguró que la ciudadela se ha vuelto peligrosa.

“Los robos son a diario y a cualquier hora del día. A mi casa ingresaron hace 15 días, el martes 3 de noviembre vaciaron una vivienda, en otra casa han ingresado y se llevaron la televisión y dinero, el miércoles se robaron una computadora portátil del local de otro vecino y hoy las jabas de bebidas”, indicó la dirigente.

Acciones
Tras la captura algunos habitantes dieron aviso del hecho a la Policía Nacional que llegó hasta el sitio para tomar procedimiento. La directiva solicitó a los miembros del orden que se les permita hacer un recorrido por toda la ciudadela con los supuestos delincuentes para que sean reconocidos por los habitantes del sector.

La población intentó aplicar justicia indígena porque el perjudicado pertenece al pueblo Kichwa y el sector está bajo la jurisdicción del Cabildo Kichwa de Otavalo. Vía telefónica, los representantes de esta organización aseguraron que, por esta ocasión, no iban a intervenir porque los miembros de la organización no se encontraban en la ciudad.

Minutos más tarde acudió al sitio el Jefe Político del cantón, Iván Vela, quien dialogó con los habitantes de la ciudadela y logró que los detenidos fueran trasladados por la Policía Nacional, porque el perjudicado aceptó denunciar el hecho en la Fiscalía para que inicie el proceso investigativo.

Según el padre del perjudicado, Alonso Conejo, los detenidos reconocieron el delito y aseguraron que la mercadería fue vendida en una tienda del Plan Venezuela.

Familiares de los detenidos estuvieron en el sitio y pidieron a las autoridades que internen a los jóvenes puesto que tienen problemas de adicción y también solicitaron que se sancione a quienes compraron lo sustraído por sus familiares.