Inició la evaluación a los docentes fiscales

2-okIBARRA. Paola Muñoz es profesora fiscal desde hace cinco años y dice estar lista para la evaluación de desempeño docente denominada “Ser Maestro”.


El proceso de evaluación inició ayer en el país y está liderado por el Ministerio de Educación y el Instituto Nacional de Evaluación Educativa, Ineval.
Paola rendirá la evaluación la última semana de mayo y aunque se está preparando manifiesta que existe nerviosismo.
Para la docente de primero de básica D de la unidad educativa Ibarra (exPedro Moncayo) es necesario que el Ministerio de Educación revise el sistema informático para que no existan fallas técnicas.
Piensa que la evaluación es buena porque el maestro se actualiza de manera permanente.
Carlos Hidalgo, coordinador de la sección elemental y media de la unidad educativa Ibarra y docente del tercero de básica C, rendirá la evaluación el 2 de junio.
Desde hace 36 años es profesor y le parece interesante ser evaluado por los estudiantes, así como por los padres de familia.
“Es necesario que nos hagan ver los aciertos para seguirlos manteniendo, así como alguna debilidad para poder cambiar y ofrecer mejores servicios”.
Carlos Hidalgo y Paola Muñoz forman parte de los 144.302 docentes del magisterio fiscal que serán evaluados en Ecuador.
“Ser Maestro” tiene cuatro fases.
La primera inició ayer y se trata de Saberes Disciplinares. Las otras etapas: Gestión del Aprendizaje, Liderazgo Profesional y Habilidades Sociales y Emocionales se desarrollarán en agosto.
En Imbabura, 4 276 maestros de instituciones fiscales y fiscomisionales con nombramiento definitivo o provisional y aquellos que ganaron concursos serán evaluados.
Marco Monroy, director del Educación del Distrito de Ibarra, Pimampiro y Urcuquí, explica que el proceso busca garantizar la calidad en la educación, tener docentes capacitados y actualizados, que demuestren su capacidad en el aula.
Teodoro Gómez de la Torre, Víctor Manuel Guzmán e Ibarra son algunas de las unidades educativas que funcionan como sedes para la evaluación en Ibarra.
Los docentes, los directivos de las instituciones, estudiantes y  padres de familia participan en el proceso. El puntaje máximo de la evaluación es 1000/1000.
La nota mínima para aprobar es 600/1000.
La idea, explica Monroy,  es identificar cuáles son las falencias o dificultades de los maestros que obtengan menos de 600 puntos para orientarlos  con capacitaciones y talleres de formación y que para la próxima evaluación puedan estar preparados. Es la primera ocasión que se realiza la evaluación “Ser Maestro”.
Se realizará cada dos años, según establece la normativa legal en el artículo 11 literal g de la Ley Orgánica de Educación.
Si el docente  obtiene una calificación insuficiente y vuelve a reprobar en la siguiente evaluación será separado de la institución educativa y deberá volver a someterse al proceso de ingreso al magisterio.
 La calificación es automática a través de un sistema informático.
La Red de Maestros organizó círculos de estudio entre los docentes para prepararse de mejor  manera y obtener buenas calificaciones.

 

FASES

1. Saberes Disciplinares: Conocimientos de la disciplina que imparte el docente.

2. Gestión del Aprendizaje: Capacidad de diseñar estrategias para el proceso de aprendizaje.

3. Capacidades para conocer, investigar y mejorar la práctica docente.

4. Habilidades Sociales y Emocionales: Habilidad del docente para entender sus emociones y de los demás.

 

La calificación general de la evaluación “Ser Maestro” se conocerá a finales 2016.
 La mínima nota es  600/1000.