Ingreso de migrantes venezolanos aumentó en un 30 %

Ibarra. El ingreso de los ciudadanos venezolanos a la zonas de frontera aumentaron un 30 %, según datos del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

Formando varios grupos los extranjeros continúan su camino hasta Perú por la panamericana, luego de cruzar Carchi e Imbabura.

Unos 20 jóvenes ingresaron y salieron de Ibarra durante la mañana de ayer, sin embargo, el fuerte sol les obligó a descansar en ciertas partes.

No se rinden y algunos piensan llegar caminando hasta Lima o Arequipa.

Daniel Suárez, coordinador zonal 1 del MIES, explicó en una entrevista en ENtv, que esta es una problemática que el Ecuador la ha tratado de la manera más responsable posible.

Aclaró que son aproximadamente 3 millones y medio de venezolanos que han salido de su país buscando mejores vidas.

Autoridad. El Ecuador, según Suárez, es el segundo país en América Latina en recepción de este flujo migratorio, el primero es Colombia con cerca de 1 millón de refugiado, mientras que el país está con cerca de 280 mil ciudadanos que han huido de Venezuela por la crisis política y económica.

Además, señaló que se ha invertido aproximadamente 28 millones de dólares en desarrollo social en la zona de frontera norte.

Sus historias. José Hernández tiene 21 años y como todos sus compatriotas, decidió abandonar su país, en busca de un trabajo que ayude a la economía de su familia. Hace un año salió de Venezuela, la primera parada fue Colombia, donde permaneció varios años. Los sueldos en ese país, según José, no son viables, “nos pagaban muy poco”.

Ese viacrucis duró cinco días desde su país natal hasta Bogotá, Colombia.

El jueves salieron de este país fronterizo, “veníamos caminando y por ahí la gente nos acercaban más y nos colaboraban”, comentó José. Junto a su vecino Anderson Duarte empezaron esta travesía por la desesperación de hacer algo de dinero. Tiene 26 años y comentó que en el mundo están dos tipos de personas: el bueno y el malo, “el bueno nos ha dado muy buenas manos hasta el momento no nos quejamos, en Colombia para el mismo colombiano se le hace muy difícil vivir ahí”.

Saliendo de Ibarra también estaba otro grupo de jóvenes, entre ellos la pequeña Cristina de unos 3 años de edad, que subida en los hombros de sus padres de 21 años continuó también con el recorrido hasta el país peruano.

Cargando grandes bolsos, donde llevan la ropa y algo de comida, caminan los migrantes venezolanos con destino a países como Perú.
Hector Valera coge su maleta para continuar con su recorrido. El ciudadano asegura que no todos vienen al país a hacer cosas malas, la intención de él es mejorar su economía con un buen trabajo.