Informe sobre minería en Íntag destapó inconsistencias

Ibarra. En la Dirección Provincial de Imbabura de la Contraloría General del Estado se desarrolló, la mañana de este viernes 25 de enero de 2019, la lectura del borrador del informe preliminar del examen especial al Proyecto Llurima-gua, que se ejecuta en la zona de Íntag, perteneciente al cantón Cotacachi.

Observaciones. Durante la lectura se pudo escuchar un sinnúmeros de observaciones a las acciones realizadas en el proyecto que está a cargo de la Empresa Nacional Minera (Enami EP); Ministerio de Minería, Ministerio del Ambiente (MAE), Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom) y las entidades del Estado relacionadas.

En la cita estuvieron presentes también el viceministro de Minas, Fernando Benalcázar y Santiago Chamorro, coordinador zonal de Minería, quienes no dieron declaraciones a la prensa ni se pronunciaron ante los comuneros de la zona de Íntag que llegaron con carteles, instrumentos musicales y megáfonos a recalcar su rechazo al proyecto Llurimagua.

El examen especial que se ventiló en la diligencia se realizó en el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2012 y el 31 de diciembre de 2017.

Reacciones. Varios dirigentes de la zona acudieron a escuchar las observaciones que se han dado al proyecto y felicitaron a la Contraloría por el accionar realizado en torno al tema.

Carlos Zorilla, miembro de la Organización Defensa y Conservación Ecológica de Íntag, DECOIN, mencionó que “es espantoso ver cuantas leyes y regulaciones violaron”.

Todas las instituciones del Estado han violado las regulaciones, dijo Zorrilla, almencionar que fue muy impactante evidenciar este comportamiento a todo nivel.

“Hace mucho tiempo hemos denunciado una y otra vez que el MAE y la Arcom son cómplices del crimen contra la naturaleza y los atropellos con las comunidades”, agregó el dirigente.

Zorrilla también resaltó que es la primera vez que el Estado está actuando para proteger a las diferentes comunidades. “La gente de Junín puede dar fe de como talan sin control, contaminan los ríos e impactan al turismo”, concluyó el ambientalista.

Comuneros. Isabel Anangonó, una mujer afrodescendiente oriunda de la zona, no dudo en viajar por horas para alzar su voz en contra del proyecto con el resto de comuneros.

“Queremos dar a conocer nuestras propuestas por la lucha que tenemos hace 24 años en la zona de Íntag, porque las empresas transnacionales están invadiendo nuestro territorio. La afectación principal es la contaminacion ambiental y social, además de que los ofecimientos son falsos”, argumentó.

La mujer también aseguró que siempre dicen que una empresa minera da desarrollo y trabajo, sin que se vean dichas acciones.

“Todavía tomamos agua limpia y por eso es nuestra lucha y venimos a protestar desde Quito, donde están las autoridades que facilitan el trafico de estas empresas. Íntag está dispuesta a derramar hasta la última gota de sangre por defender su territorio”, dijo.

Jorge Guachagmira, dirigente de Cerro Pelado, comentó que las autoridades nos son francas ni comunican la verdad. “Han recolectado firmas falsas para decir que socializan, por eso pedimos que se retire de forma definitiva el proyecto”, concluyó.

Según los ambientalistas, la mayor afectación sería por la contaminación que la minería provoca.
Hombres y mujeres demostraron su rechazo a la minería y felicitaron el papel que cumple la Contraloría General del Estado.
Fernando Benalcázar (d), viceministro de Minas, acompañado de sus colaboradores al momento de salir de la Contraloría.