Infocentros se mantienen funcionando en medio de la incertidumbre de cierre

Unos 880 infocentros comunitarios a nivel nacional aún esperan conocer si el proyecto continúa, pues el convenio de cooperación que da vida al proyecto terminó el 7 de septiembre del 2020.

El Gobierno ofreció asignar recursos. Solo en la provincia de Imbabura existen alrededor de 40 infocentros, actualmente muchos de ellos también son usados por estudiantes para sus clases virtuales. En julio de este año las autoridades que están a cargo de este servicio indicaron que los días estarían contados para estos centros.

Autoridades de las parroquias rurales que se benefician de la red de infocentros reclaman respuestas a las autoridades, ya que un posible cierre de estos sitios afectaría a alrededor de 4,2 millones de usuarios y 1 200 trabajadores.

En las comunidades rurales los infocentros son una herramienta importante, especialmente para los estudiantes que debido a la emergencia sanitaria tienen clases virtuales y muchos no cuentan con equipos o internet en sus casas.

En La Esperanza.

Entre los servicios el Infocentro la Esperanza brinda capacitaciones gratuitas a los habitantes de la parroquia, internet gratis, servicios en línea, emprendimientos con el fin de garantizar el uso y aprovechamiento de las tecnologías de la información y comunicación.

Está ubicado en el barrio San Pedro, en el GAD Parroquial La Esperanza 2do piso, al frente del parque central. Teléfono: (06) 2660-357

Fue a inicios de este año que la Defensoría del Pueblo rechazó sobre la posible decisión el cierre del proyecto emblemático de los más de 800 infocentros distribuidos a escala nacional, el organismo considera que es una clara regresión de los derecho.

En este sentido, y al no cumplir aún a cabalidad los objetivos para los que fue creado este proyecto, la decisión respondería a una arbitrariedad porque no solo afecta el acceso a los derechos de las, aproximadamente, 4,2 millones de personas que usan este servicio anualmente, sino también de las 1200 personas que trabajan en estos espacios.

En este contexto, los infocentros en algunos rincones del país, se han convertido en el complemento de 5 000 escuelas y colegios que no cuentan con acceso a centros de cómputo. Es más los estudiantes han realizado sus clases on line, desde estos centros.

A través de una acción de protección, la Defensoría del Pueblo buscó meses atrás frenar el cierre de los infocentros, decisión tomada por la terminación del convenio de cooperación interinstitucional entre el Ministerio de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información y la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), que involucra la suspensión de actividades de toda la red que ha beneficiado a gran parte de la población del sector rural del territorio ecuatoriano.

De los 57 Gobiernos Autónomos Descentralizados Parroquiales de la provincia de Esmeraldas, el 50% tiene un infocentro. Los presidente de los parroquiales vía correo electrónico, recibieron la notificación de cerrar los infocentros y para que esto no ocurra deben asumir las competencias que representa una inversión de unos 14 000 dólares cada mes.

De acuerdo con Jorge Lemos, analista de planificación del Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales del Ecuador (Conagopare) provincial, a través de Lizet María Ramos, gerenta de ampliación de la red de infocentro, han solicitado al Estado para que se analice el convenio y se tomen otras alternativas porque los gobiernos parroquiales no están en condiciones de asumir la competencia.

Más del tema.
El presidente de la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME), Raúl Delgado, aseguró que las alcaldías sí podrían asumir el manejo de estos espacios o la contratación de los facilitadores, pero requieren de recursos para ello. Sostuvo que actualmente, las 221 alcaldías del país están enfocadas en la emergencia sanitaria.