El infocentro, una pieza clave para que la educación no se detenga

IBARRA.- Con el inicio de un nuevo año escolar y en medio de la emergencia sanitaria que, debido al Covid-19 aún continúa, el infocentro de la parroquia Guayaquil de Alpachaca se convierte en un aliado estratégico para que la educación no se detenga.

Un equipo de Diario EL NORTE, ayer visitó las instalaciones de este espacio tecnológico situado en el barrio Central de esta populosa parroquia de la capital imbabureño.

Se observó un importante movimiento, ya que, mientras personas de diferentes edades estaban concentrados desarrollando alguno de los cursos o talleres que en el lugar se ofertan, una parte de niños se preparaban para recibir sus clases virtuales.

Gran parte de las instituciones del sistema de educación pública aún continúan preparando a sus estudiantes de manera virtual. Sin embargo, existen estudiantes que, en sus respectivos hogares, no cuentan con acceso a Internet o con algún dispositivo tecnológico (computadora, teléfono móvil o tablet) para recibir sus clases.

En el situado en Alpachaca, por ejemplo, a los educandos les prestan todas las facilidades para que puedan “conectarse” a sus clases virtuales. Ruth Valenzuale, quien es la encargada del infocentro de Alpachaca, también ayuda a los pequeños a despejar alguna duda en cualquier materia.

“El servicio que brindan este tipo de lugares es muy importante para los alumnos que son de escasos recursos. Yo vivo a cuatro cuadras de aquí, pero hace poco me enteré que existían un infocentro al Alpachaca. Las autoridades del barrio y la parroquia deberían socializar más este tipo de temas para que muchos más estudiantes y otros habitantes del sector se beneficien de este servicio”, mencionó Ruby Flores, madre de familia del sector.

Mientras que Érika Asprilla y Steven Acero Potosí, estudiantes del séptimo año de educación básica de la Unidad Educativa 17 de Julio, coincidieron que asistir al infocentro les ayuda avanzar más en sus clases y que no se distraigan tanto.

También están contentos con la ayuda que les brinda la encargada de este espacio tecnológico. El infocentro de Alpachaca también es un espacio inclusivo.

Varias son las personas con discapacidad que acuden hasta las instalaciones para seguir uno o varios cursos. Por ejemplo, Paúl López, quien ha terminado más de 20 cursos.