Inés Almeida: “Hasta en el silencio hay corrupción”

IBARRA. (Especial para EL NORTE de Inés Almeida).- Soy persona parapléjica con 38 años de utilizar una silla de ruedas, madre de una hija, profesional con título universitario, ciudadana que desempeñé con honradez y responsabilidad varias funciones públicas, gozando del cariño y respeto de la ciudadanía ibarreña, llegando a representarla en el GAD-I como Concejal.

Llamado a la conciencia
Motivos suficientes para NO GUARDAR SILENCIO ante sucesos bochornosos y descarados del caso “Daniel Salcedo” y el círculo de autores, cómplices y encubridores de ladronzuelos de ingenio macabro y perfecto al obtener el carné de discapacidad, demostrando que la corrupción en nuestro país está institucionalizada con estas mafias.

Hoy se roba en la Educación, en la Salud, en compras y ventas afectando la vida socio económica y política del país, siendo simples espectadores de estos modelos miserables.

Esta mafia no solo que utilizaron el Carné de Discapacidades, sino que han denigrado la dignidad de las personas con discapacidad, que por cierto existimos en un elevado porcentaje.

La Primera Ley y Reglamento sobre Discapacidades fue elaborada en el Gobierno del doctor Rodrigo Borja. En su contenido señala que la calificación, inscripción e identificación de Personas con Discapacidad es el archivo del Registro Nacional de Discapacidad, requisito, entre otros, para obtener el carné.

Esta Primera Ley con el venir del tiempo se caduca y en el año 2012 da inicio el proyecto de construir una nueva Ley Orgánica de Discapacidades. Me cupo la excepción de aportar en la mesa de Educación mis modestos conocimientos y experiencias. Hoy constan en los Arts. 33 y 38.
No dejo de escudriñar la Ley Orgánica de Discapacidades ya sea para refrescar la memoria, otras para socializarla y muchas veces para alzar mi voz y reclamar por nuestro derechos.

No puedo ni debo callar, la indignación, el enfado que tengo ante la mafia del “caso Salcedo” que utiliza tal documento. Estimado lector, obtenerlo no es tan fácil porque quedó marcado en mi piel el sacrificio, los gastos, los viajes continuos a la Capital para obtener por primera vez. Llegar a una institución que nos representa, hacer la “cola”, esperar la voluntad y atención de los “dueños” de las instituciones públicas. Dicho de paso estos dueños nombrados a “dedo” junto a un directorio constituido entre los amigos den alguna respuesta y emprender el viaje de regreso.

A este ritmo hasta el 2013, el CONADIS otorgó el carné y entre los beneficios de ley es la adquisición de vehículos ortopédicos para la Persona con Discapacidad y/o padres con hijos con discapacidad.

No termino de convencerme que la Mafia del “Caso Salcedo” se benefició solo de vehículos de alta gama por corto tiempo, si con la abundancia del dinero mal habido gozó de otros y muchos beneficios, mientras que hay un gran porcentaje de personas con discapacidad que no pueden obtener el anhelado carné ¡¡Qué injusticia Social!!

En el año 2014, pasa esta responsabilidad al MSP, se forma un equipo de profesionales en: Medicina, Psicología, Trabajo Social y utilizan el Baremo de Discapacidad adaptado a nuestra realidad para calificar y obtener el carné. Si se revisa datos estadísticos relacionados a vehículos importados señalaremos que en 2017 se importó 491, en 2018 se importó 1645, 2019 se importó 1214, con un total de 3350 vehículos, (Fuente: SENAE) y surge la inquietud: ¿estarán en manos y servicios de Personas con Discapacidad, quién controla que durante 5 años el vehículo está al servicio y necesidad de una persona con discapacidad?

En el año 2023 la condición y el porcentaje de discapacidad constará en la Cédula de Ciudadanía, documento único y personal.
La Mafia “Salcedo” hoy o nunca debe ser sancionada con el rigor de la Ley por enriquecimiento ilícito, falsificación y uso de documentos, evasión tributaria, evasión aduanera, extorsión a la luz del día, exoneraciones ilegales de bienes y muebles, importación de vehículos de procedencia de Estados Unidos, Japón, China. Esta camorra no tiene perdón.

Preocupa que la sociedad en su conjunto sea sórdida e indiferente y acepte como normales estas etapas y actos vergonzosos que estamos viviendo y que se vuelven ejemplos “normales” para la juventud.

¡Hago un llamado a la conciencia para que cada uno seamos ciudadanos de bien, sembremos semillas de moral, responsabilidad y servicio y construir sociedades e instituciones confiables, porque saber y callar es complicidad!!!

Lo dijo Inés Almeida en ENTV, canal on line del Grupo Corporativo EL NORTE

“Defenderé sin que me tiemble la voz ni la mano a las personas con discapacidad, denunciando los casos que se han dado en torno a las últimas noticias sobre los carnés fraudulentos. Hoy por la ambición del dinero venden hasta la conciencia los funcionarios públicos de diferentes instituciones, pero también no olvidemos que hay instituciones rescatables y funcionarios públicos dignos que hacen mérito al respeto. Hoy se roba en educación, en salud y en las compras y las ventas públicas”.