Indigentes fueron tratados como verdaderos seres humanos

indigentesIBARRA.  Las personas indigentes (gente que vive en la calle) han sido ignorados por la sociedad y por las autoridades, sin embargo un grupo de jóvenes decidió preocuparse de su situación.  Cerca de 30 personas que viven prácticamente en el olvido, recibieron un baño refrescante, alimentación, vestimenta y un buen trato.

La iniciativa.  “Hemos querido atenderles a estas personas que por mucho tiempo pasan descuidadas y abandonadas, en este día atendimos a más de 20 personas, un grupo de jóvenes les han recogido de las calles y les han traido acá”, dijo Carlos  Torres, responsable de la clínica de recuperación para adictos, José Martí (sector La Florida), sitio en donde fueron atendidas las personas indigentes. Torres agradeció la iniciativa de un grupo de muchachos pertenecientes a las iglesias cristianas de la ciudad, de quienes dijo fue la idea.

Una obra de caridad.   Marco Calderón, militante del grupo social Ayudando a Nuestra Gente,  ANG, y quien ayer participó del “reclutamiento” de las personas indigentes  dijo “simplemente queremos bañarles, darles un alimento a las personas que las encontramos en las calles, olvidadas, en  los parques, en los basureros, etc.  dijo el joven mientras recogía a un anciano que vagaba por las calle sin un destino fijo.
Hoy se realiza una labor similar.  La iniciativa prácticamente no terminó ayer, para hoy los mismos jóvenes y las mismas instituciones que se han unido en esta destacable labor social, procederán a recogerles de las calles de Ibarra a las personas que han caído en el alcohol y la drogadicción, pero el trabajo será mucho más complejo por cuanto, los adictos serán llevados de forma definitiva al Centro de Rehabilitación para adictos José Martí. “Nuestra misión es traerles acá y darles el tratamiento, para esto esto contamos con la ayuda de la asociación del Mercado Amazonas”, dijo Carlos Torres, quien aspira reinsertar a los adictos en un corto plazo a la sociedad, pero como entes de bien.

Además. Las personas indigentes se sintieron felices con la ayuda efectuada ayer.