Indigencia les llevó a vivir bajo el puente

Ibarra. Quienes transitan por la avenida Cristóbal de Troya, cerca al puente del río Tahuando, veían con asombro descender a personas desde una de las laderas del sector. Los ciudadanos, en condición de indigencia, vivían en dos cuevas en medio de la basura. A veces en las noches personas extranjeras también llegaban al lugar.

Una situación similar se vivía debajo del puente del río Tahuando, aunque en este lugar los indigentes ya llevaron enseres más grandes y pasaban la noche en medio de colchones.

En los dos lugares las condiciones eran infrahumanas y por ello los miembros de la Policía Nacional les desalojaron para que busquen la ayuda necesaria y mejoren sus condiciones de vida.

Sin embargo, los informados afirmaron que esta no sería la primera vez que intervienen en la zona, y los ciudadanos esperan unas horas y regresan nuevamente a estos sitios.

Cuando los uniformados llegaron al lugar encontraron a varios ciudadanos, la mayoría de ellos, al notar la presencia de las autoridades, huyeron en precipitada carrera. Solo cuatro personas, de nacionalidad ecuatoriana, tomaron sus pocas pertenencias y se retiraron del sitio.

Situación. Las condiciones infrahumanas eran evidentes, en los huecos de la avenida un ciudadano estaba durmiendo en medio de la basura. Incluso en este lugar se encontró también un chaleco de dotación policial. Mientras que, debajo del puente, la situación era diferente, porque en el sitio habían varios colchones, cobijas y un sillón, que eran los sitios en donde dormían los indigentes. Las botellas con restos de licor y los desperdicios de sustancias estupefacientes, también proliferaban en el lugar.

En las dos cuevas todo fue quemado por el personal policial y minutos más tarde, se pretendía desalojar también los enseres más grandes.

Declaración. Pablo León, comandante subrogante de Policía de la Subzona Imbabura, mencionó que dentro del trabajo de la institución también está la recuperación de espacios públicos. “Felicitamos al Circuito Estadio en donde se ha recuperado el espacio público y se ha hecho una minga con los hombres y mujeres policías. Por trabajos de inteligencia se conocía que personas que se dedicarían al robo de celulares a la salida de instituciones educativas, tenían guaridas en estos lugares. En las cuevas se han encontrado restos de celulares, armas cortopunzantes, residuos de sustancias estupefacientes y una gran cantidad de envases de licor”, agregó el oficial.

El oficial Richard Pazmiño aseguró que, gracias al apoyo de la ciudadanía, han podido intervenir debajo del puente del río Tahuando.
Los sujetos encontrados en el lugar fueron desalojados y la Policía coordina acciones para que reciban atención y ayuda.
Un ciudadano en condición de indigencia estaba dormido en una de las cuevas que fueron cerradas por los miembros policiales.
En el sitio sólo se encontraron ciudadanos de nacionalidad ecuatoriana, pero en las noches también llegan al lugar extranjeros.