Indígenas y Gobierno apuntan al diálogo

BOGOTÁ. El Gobierno colombiano y los indígenas nasas retomaron ayer en Popayán una agenda marcada por la exigencia aborigen de retirada de todos los actores armados presentes en sus territorios, dijeron fuentes de la misión facilitadora del diálogo.

Proceso. Las conversaciones se reiniciaron pasado el mediodía local en la gobernación del Cauca, departamento del que Popayán es capital y en el que se desató hace un mes el movimiento de los nasas contra la presencia de militares y guerrilleros en sus tierras ancestrales.
Una fuente de la comisión facilitadora del diálogo, que pidió la reserva de su nombre, confirmó a Efe por teléfono que las partes regresaron a la mesa una vez que la delegación de los nasas puso fin a un encuentro privado.

Autoridades. El ministro colombiano del Interior, Federico Renjifo, encabeza el grupo gubernamental en esta cita, que hace parte de una mesa de diálogo que las partes formalizaron el pasado 23 de julio en la localidad caucana de Santander de Quilichao.
Las conversaciones quedaron suspendidas cuatro días más tarde, por decisión de los nasas o paeces, disconformes por la no asistencia en una segunda ronda de Renjifo y su colega de Defensa, Juan Carlos Pinzón.
La fuente de la comisión facilitadora destacó que el diálogo fue retomado con la presencia de una serie de garantes del diálogo, entre altos cargos de entidades estatales y de organismos internacionales y no gubernamentales.
Entre ellos están el representante en el país del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Todd Howland; el coordinador de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz (MAPP, de la OEA), Marcelo Álvarez; el superior de la Compañía de Jesús en Colombia, Francisco de Roux, y el defensor del Pueblo, Volmar Pérez.
El líder aborigen Danilo Secué, del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), dijo a Efe en los momentos previos al inicio de la reunión que la parte aborigen estaba lista para retomar la agenda.