Indígenas ocupan hotel rural de lujo en Brasil para denunciar agresión ambiental

hotel fazenda da lagoa bahiab809d6a81ae4d4ab3fdRío de Janeiro, 8 abr (EFE).- Unos 70 indígenas de la etnia Tupinambá ocuparon en la noche del domingo un hotel rural de lujo en el estado brasileño de Bahía para denunciar supuestos crímenes ambientales que atribuyen a los propietarios del complejo turístico, informó hoy una comisión del episcopado brasileño.

Los indígenas acusan a los propietarios del Hotel Hacienda de la Lagoa, entre quienes estaría el expresidente del Banco Central, Arminio Fraga, de destruir un mangle vecino para ampliar sus instalaciones, según un comunicado de la Comisión Indigenista Misionera (Cimi).

“Hicimos esta acción para detener la destrucción que ellos (el hotel) vienen promoviendo dentro de nuestro territorio. Están matando nuestro mangle”, aseguró el cacique Valdenilson Oliveira, uno de los líderes de Tupinambá en la aldea Olivença, citado en el comunicado del Cimi.

Los indígenas alegan que el hotel, ubicado en el kilómetro 18 de la carretera regional BA-001 y en jurisdicción del municipio de Una, en el sur del estado de Bahía, está expandiéndose en tierras que pertenecen a la reserva de los Tupinambá.

La etnia, una de las principales de Bahía, alega que la devastación promovida por el hotel ya es investigada por el estatal Instituto Brasileño del Medio Ambiente (Ibama).

Oliveira agregó que la ocupación también tiene por objetivo sensibilizar a las autoridades sobre la necesidad de acelerar el proceso de regularización del territorio Tupinambá en la región de Olivença debido a que el atraso, en su opinión, incita a otras agresiones contra los indigenas y su reserva.

Los indígenas atribuyen el atraso de la delimitación de la reserva a presiones de los propietarios de numerosos hoteles ubicados entre la carretera BA-001 y las atractivas playas de la región.

Los Tupinambá negaron versiones de prensa según las cuales habrían tomado como rehén a uno de los administradores del hotel y provocado daños en las instalaciones turísticas.

Según la estatal Agencia Brasil, el Gobierno brasileño envió hacia el hotel ocupado una delegación de técnicos de la Fundación Nacional del Indio (Funai) y agentes de la Policía Federal para conocer las reivindicaciones de los Tupinambá y negociar el desalojo de la instalación turística.

El coordinador de la Funai en Bahía, Edinaldimar Barbosa da Silva, aseguró en declaraciones a la Agencia Brasil que sólo se pronunciará sobre lo ocurrido tras recibir el relato de los técnicos enviados al hotel.

El Hotel Hacienda de la Lagoa fue construido en una antigua hacienda de coco y palma a unos 40 kilómetros de Ilheus, una de las principales ciudades del sur de Bahía, y asegura ofrecer a sus huéspedes “siete kilómetros de playas privadas”.