Independiente goleaba, no pudo aguantar la ventaja y empató en casa 4-4

Ocho goles se anotaron en un partido para el asombro. Independiente del Valle y Macará empataron a cuatro goles, este martes 18 de agosto en el Olímpico Atahualpa, en el inicio de la Fecha 6 de la LigaPro

Los ‘rayados’ ganaban el cotejo con claridad por cuatro a cero, pero se dejaron estar, se quedaron con uno menos por expulsión de Segovia, y terminaron resignando puntos en casa. Los goles de los sangolquileños los anotaron: Moises Caicedo (10′), Lorenzo Faravelli (12′), Gabriel Torres (23′) y Jhon Sánchez (28′). Por el cuadro ambateño descontaron Leonel Quiñonez (46′), Jonny Uchuari, Juan Sebastián Herrera (71′-80′)

De entrada, fue el cuadro ambateño el que tuvo dos chances claras con Balza sin poder definir bien, pero los negriazules se acomodaron mejor en el campo y dejaron claro su favoritismo y buen momento.
A los 10 minutos ya cayó la primera conquista negriazul. Una jugada empezaba por Segovia en el fondo, terminó en las inmediaciones del área con una pared entre Torres y Moisés Corozo. Este último vio el remate claro y se animó desde fuera del área para abrir el marcador.

Pero no sería todo, pues apenas dos minutos después, a los 12, Faravelli le puso una gran pelota filtrada al panameño Torres que se sacó al arquero y definió, pero le remate lo bloqueó un defensa. El rebote le quedó al delantero que tiró el centro atrás y apareció Faravelli para anotar la segunda.

Ya con dos goles arriba, Independiente del Valle se dedicó a controlar el partido, administrar la tenencia de la pelota y buscar opciones de forma esporádica, ante un Macará que no encontraba la forma de generar riesgo. Pero no pasó mucho tiempo para tener otra novedad. Sobre los 23 minutos, Faravelli encontró a Jacob Murillo por la izquierda, la corrida fue precisa y el centro aún más, encontrando al panameño Gabriel Torres que conectó un violento golpe de cabeza que terminó en el fondo.

A los 28 minutos vendría la cuarta anotación. Nuevamente Faravelli encontró bien ubicado a Jhon Sánchez que se internó en el área por derecha y definió de gran forma para el cuatro a cero que, a esa altura, ya parecía liquidar el pleito.

Independiente del Valle bajó el ritmo y cuidó la pelota. La primera parte finalizó con una clara ventaja para Independiente del Valle, pero el descuento avivaba un poco las chances de parte de la visita. Los cambios se veían necesarios para que el trámite del partido se modifique.

Para la segunda mitad, no se hicieron esperar los cambios en Macará y especialmente la entrada del colombiano Juan Sebastián Herrera le dio otra dimensión al ataque.

Los minutos iban transcurriendo sin muchas acciones relevantes, pero en el 62 se dio un hecho que cambiaría el trámite del juego. Tras una fuerte falta, Luis Segovia vio la amarilla y, al ser su segunda, se fue expulsado, lo que dejó un poco complicados a los negriazules en la zaga.

Y de inmediato se lo hizo sentir Macará pues a los 65 minutos, tras una jugada en un tiro libre, Jonny Uchuari quedó con espacio en la frontal del área y se animó a un remate distante que tomó por sorpresa al meta y se coló por un costadito para el cuatro a dos.

El gol animó mucho más al cuadro celeste que, con la ventaja de tener un hombre más en el campo, fue tomando las riendas del juego y arrinconó a momentos al local. Eso posibilitó que Macará cuente con más hombres en ofensiva y más opciones para tratar de marcar la diferencia.

Es así que a los 70 minutos llegaría una nueva conquista. En un corner corto, Quiñónez centró pasado para que Mercado gane de cabeza en el segundo poste y ponga la pelota en el área, donde esperaba el goleador Herrera que la mandó al fondo con fuerte remate, poniendo el tercero de la visita, que quedaba a tiro del empate.

Y tanto lo buscó Macará que tendría premio a poco del final. Sobre los 80 minutos, un centro sin historia desde la derecha cayó al área negriazul, pero Landázuri no pudo despejar correctamente y dejó la pelota muerta en el área, donde la encontró Herrera y fusiló al meta, poniendo el impensado empate.

Los minutos finales fueron dramáticos, con un Macará buscando al opción de dar vuelta las cosas y llevarse los tres puntos, ante un Independiente que se defendía como podía tratando de al menos salvar la igualdad con uno menos. A fin de cuentas fue un entretenido cuatro a cuatro en el Olímpico Atahualpa.