inclusivo en la ciudad

Otavalo. Patricio Guerra, presidente del Consejo Consultivo de Personas con Discapacidad, CCPD, ve con optimismo la aprobación de una ordenanza de políticas públicas en favor de las personas con Disca-pacidad.

Legislación. Ayer en la cámara edilicia se realizó el primer debate del proyecto de ordenanza.

“Queremos una inclusión dentro de la política pública. No de esa que se escribe en papeles y nada más, sino promover ordenanzas para los grupos vulnerables”, explica Guerra.

Precisamente del CCPD, se elaboró un texto, que se piensa entregar a las nuevas autoridades electas para que se socialice y se aplique a la realidad del cantón.

La Ley Orgánica de Disca-pacidades, reformada en 2017, garantiza en su artículo 58 el uso accesible de los bienes y servicios públicos como los parqueos. Por ley el porcentaje de parqueos debe ser del 2% del total del espacio o edificación.

Sentir. Patricio León y su padre Gregorio, realizaron un recorrido ayer por Otavalo y se encontraron con algunos inconvenientes. “Veo que algunas rampas no son del todo técnicas. Hace falta espacios más adecuados en la ciudad”, explica el ciudadano que llegó desde San José de Minas.

Sus palabras se argumentan en los pocos espacios de movilidad que tiene la ciudad para las personas con discapacidad.

Escenario. Salvo la Univer-sidad de Otavalo, que tiene rampas y espacios diseñados para que estudiantes con discapacidad se movilicen. “Las rampas deben no deben ser muy inclinadas y tienen que ser de un material especial. Es recomendable que se deje en hormigón”, explica Milton Solano, estudiante con discapacidad visual.

El ingreso a la Alcaldía de Otavalo es imposible para una persona en silla de ruedas. No existe rampa ni forma alguna de llegar hasta el despacho del alcalde, a pesar que la Ley Orgánica de Discapacidades lo exige. Una rampa ubicada en la esquina de la calle Bolívar y García Moreno, es el único espacio que permite llegar hasta las instalaciones municipales.

Ercilia Castañeda, concejal de Otavalo, asegura que el objetivo de la normativa es poder establecer políticas que permitan la igualdad de oportunidades. Esto a través de medidas claras en favor de las personas con discapacidad.

Patricio León y su padre Gregorio se encontraron con dificultades en su recorrido por Otavalo.
Las rampas que hay en el parque San Sebastián no cumplen con la norma técnica.
Esta rampa es muy empinada y peligrosa para las personas que se movilizan en silla de ruedas.