Incidentes en recorrido de Alcaldesa de Ibarra al relleno sanitario de San Alfonso

El ambiente fue tenso, este jueves 3 de septiembre,  durante el recorrido que realizó la alcaldesa de Ibarra, Andrea Scacco al relleno sanitario de San Alfonso ubicado en la parroquia de Ambuquí. En el sitio, las autoridades municipales explicaron que los procedimientos cumplen con todos los requerimientos dispuestos por la autoridad ambiental.

Así mismo, hasta el lugar llegaron miembros de las comunidades aledañas quienes reclamaron, de manera iracunda, por la afectación que ellos sienten por la basura acumulada en el sector. Ellos le otorgaron un plazo de 30 días a la autoridad para que desaparezca el relleno sanitario San Alfonso.

Al intentar cruzar por un cerco que había dispuesto la Alcaldía con agentes municipales hubo el primer cruce de palabras entre los uniformados y los comuneros del sector.

“Que mueran negros nos dijeron, eso no lo vamos a permitir; esos son comentarios racistas” se escuchaba entre los gritos de varias personas que pretendieron pasar a la fuerza donde se encontraba la Alcaldesa.

“No mientan aquí convivimos, aquí trabajamos, todo el día, en medio de la basura que ustedes nos vienen a dejar, mentirosos, vengan a vivir aquí, vengan a comer un mango para que vean”, seguían los gritos.

Por su parte, Scacco insistió en que el Ministerio del Ambiente es el ente que dicta las normas ambientales y que si hubiera un grado de contaminación de ríos o quebradas, seguramente recibirían una sanción y se suspendería el funcionamiento del relleno.

Mientras la Alcaldesa intervenía fue interrumpida por varias personas por lo que solicitó “respeto como mujer” más que como Alcaldesa.

“Yo les pido como mujer, porque esto de autoridad es temporal, no nos faltemos el respeto con insultos (…) ustedes no son así y están quedando pésimo y no es justo por el pueblo de Ambuquí”, dijo; cuando el diálogo se subió de tono.

Meses atrás, los ciudadanos que tienen asentadas sus viviendas, granjas y sitios turísticos en el sector de San Alfonso, entregaron un documento a la Municipalidad indicando que ya han pasado más de 10 años alertando a las diferentes autoridades, sobre el mal manejo del relleno sanitario.

Entre los planteamientos los ciudadanos han dado a conocer que de una forma no técnica se están manejando los desechos infecciosos, peligrosos y hospitalarios. Además aseguran que existe un alto riesgo de contagio de enfermedades por presencia de ratas, buitres, moscos, perros asilvestrados, plagas, e incluso de restos de osamentas humanas.


Más detalles en la edición impresa de mañana.