Incendio afectó a varias viviendas

p6f1IBARRA. Mientras varias familias del Conjunto Los Cipreces disfrutaban de su almuerzo, una gran cantidad de humo y hasta las llamas de un incendio aparecieron por las ventanas de sus hogares. Esto sucedió ayer en el sector de Shugshupungo, en el límite entre la parroquia de Caranqui y La Esperanza. Los bomberos según los testigos del hecho llegaron cuando el fuego fue controlado por los propios ciudadanos.

La ciudadanía. “A mi criterio, yo pienso que es un incendio provocado, nosotros los moradores de San Francisco salimos para tratar de apagar el flagelo, usamos ramas y una manguera, llamamos a los bomberos pero no llegaron en el momento del incendio”, dijo María Pastora Cuasqui, moradora del barrio San Francisco, sitio adyacente a Shugshupungo.

Hubo preocupación. “Mi casa queda muy cerca a un muro de cemento, este muro evitó que las llamas originadas en una gran cantidad de maleza seca prácticamente ingresen a mi casa, fue algo desesperante por cuanto el humo y las llamas tocaban las ventanas de mi vivienda, que está ubicada al interior del Conjunto Los cipreses”, dijo Martha Benavides, ciudadana.

Testimonio de los testigos. Mayra Tarapués, testigo del hecho dijo que las llamas fueron demasiado fuertes, por lo que a los moradores se les complicaba poder controlarlo. “Nosotros tratábamos de apagarlo por cuanto ya llegaba a las casas que se ubican en un conjunto habitacional, el fuego empezó a la una de la tarde”, dijo la ciudadana.

La llegada de los bomberos. Minutos mas tarde, después de que la maleza terminó de quemarse y por ende el fuego se esfumaba llegó un efectivo del Cuerpo de Bomberos, así lo pudo constatar EL NORTE. El miembro de la casaca roja procedió a lanzar agua en el sitio que fue el centro del incendio con la finalidad de evitar que el fuego vuelva a reactivarse ya que el viento alentaba a aquello.

Otra versión. “Escuché como un estruendo, pero la verdad no se cómo se dio el flagelo, pero gracias a la gente del barrio San Francisco, aquí cercano se logró apagar el fuego en algo”, dijo César Obando ciudadano que tiene una propiedad cerca al lugar del incendio. “Ellos hicieron una cadena de baldes con agua y así se logró aplacar en algo el fuego”, añadió.
Darwin Chasiguano, un niño de 13 años, que también colaboró para tratar de aplacar el incendio, dijo que utilizaron ramas y baldes con agua.

Para tomar en cuenta. Durante los últimos días se han incrementado los incendios forestales en la provincia de Imbabura, siendo los más afectados los cantones de Otavalo, Cotacachi e Ibarra. Es por ello que los efectivos del Cuerpo de Bomberos tienen llamadas de auxilio de diferentes zonas de la provincia y en horarios casi simultáneos.