Inauguraron planta de tratamiento en La Carolina

Esta semana ha sido muy especial para los habitantes de la comunidad Luz de América, perteneciente a la parroquia rural La Carolina. Las autoridades del Municipio y de la Emapa- I, hicieron la entrega de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR, que fue construida con una inversión que bordea los 30 000 dólares.

Presidente de la Junta.
Autoridades del GAD Parroquial La Carolina, beneficiarios e invitados especiales fueron testigos de este acontecimiento. Carlos Viteri, Presidente del Gobierno Parroquial agradeció la gestión realizada por la alcaldesa Andrea Scacco y el gerente de Empresa, Gustavo Andrade, para hacer realidad esta aspiración de los habitantes de esta comunidad, que por mucho tiempo lucharon para lograr esta obra.

Mientras que el gerente de la EMAPA-I, Gustavo Andrade, dijo que entregar este tipo de obras, es satisfactorio, por cuanto permite mejorar la calidad de vida de decenas de familias de este lugar, que históricamente estuvieron relegadas de los servicios básicos, en este caso de una planta que permita tratar las aguas servidas que se generan en la comunidad.

El gerente.
“Esta obra se enmarca en la nueva visión de EMAPA-I, que es la de priorizar las aspiraciones de la gente para que pueda vivir con dignidad, en espacios saludables y amigables con la naturaleza”, insistió el Gerente.

Por su parte, la Alcaldesa Andrea Scacco, se mostró complacida por entregar esta obra, que en las actuales circunstancias es fundamental para valorar la salud de las personas que habitan en este rincón de la parroquia La Carolina.

“Es necesario cuidar más el agua, no contaminar los ríos y empoderarse de las obras que se les entrega para beneficio directo de todos los moradores”, acotó la autoridad municipal.

La PTAR de la comunidad Luz de América tiene capacidad para tratar un caudal de 0,25 litros de aguas residuales por segundo y se levanta en un área de 200 metros cuadrados; en su interior cuenta con una caja recolectora, canal disipador, pozos de revisión, repartidor de caudales, rejilla, trampa de grasa, fosa séptica, cerramiento con malla y una línea de conducción para que su funcionamiento sea óptimo.
Su mantenimiento estará a cargo de la Empresa de Agua Potable.