Importancia del calentamiento antes de realizar ejercicio físico

Ibarra. El calentamiento es el ejercicio que se realiza antes del entrenamiento para preparar al cuerpo y evitar lesiones. “El objetivo del calentamiento antes de realizar ejercicio físico es mejorar la dinámica muscular y prepararnos para el esfuerzo posterior”, aseguró la licenciada en Terapia Física Katty Checa.

Beneficios. Según Checa en un 79% de los casos se mejora el rendimiento con el calentamiento. Además agregó que el calentamiento es básico para prevenir lesiones.

También señaló que los beneficios del calentamiento antes de realizar cualquier ejercicio físico son muchos: Aumenta la cantidad de oxígeno que llega a nuestros músculos, aumenta el riego sanguíneo, previene lesiones musculoesqueléticas como consecuencia de poca preparación antes del ejercicio físico, mejora la capacidad de coordinación durante el ejercicio, mejora el desempeño durante la práctica deportiva, entre otros.

Lesiones. “Con el calentamiento se logra que los músculos, tendones y ligamentos se calienten y ganen elasticidad”, acotó la experta. Checa expresó que las lesiones que pueden producirse ante la falta de un calentamiento adecuado son: calambres, contractura, distensión o hiperextensión, rotura fibrilar o muscular, torcedura de tobillo, esguince, entre otras lesiones.

Prevención. La fisioterapeuta dijo que el estiramiento antes y después del ejercicio puede mejorar su flexibilidad y evitar lesiones. “Muchas de las lesiones deportivas más comunes se deben, en parte, a la falta de flexibilidad”.

Dijo que es importante estirar los músculos suave y lentamente, al punto de tensión y manténgalos estirados durante al menos 30 segundos.

Otro punto que debemos tomar en cuenta es que existen distintos modelos de zapatos deportivos y saber cuáles comprar puede resultar algo complicado. “Los mejores zapatos son los que se adaptan a la forma de sus pies”, aseguró.

El calentamiento es básico para prevenir lesiones en el deporte física y mentalmente.
El dolor muscular es uno de los síntomas más frecuentes y puede aparecer aunque sea el primer día de realizar ejercicio.