Imbabureño desapareció en el inmenso río Samaná de Medellín, Colombia

muertito

Cotacachi.- La familia de Daniel Vinicio Cabezas no pierde la fe de que él regrese con vida. Es la historia de un imbabureño que desapareció en Colombia. El joven de 23 años vivía en Bogotá desde hace un mes y medio.


La tragedia inició el lunes pasado, cuando Cabezas y un grupo de amigos decidieron desplazarse hasta Medellín, el objetivo era conocer la Hacienda Nápoles del extinto capo Pablo Escobar Gaviría.


Cabezas trabajaba en como tejedor en una empresa de la capital colombiana, aprovechó el feriado que se registró en el país para salir a pasear.


Antes de llegar a Medellín, Cabezas y sus amigos se sumergieron en el río Samaná uno de los atractivos turísticos para nadar. Fue en este lugar donde a vista de todos, el joven desapareció, misteriosamente. Así lo confirmó su prima Cristina Menacho. “Conocemos que se estuvo nadando, llegó a un punto donde supuestamente hay un remolino, fue ahí donde desapareció”.

De Imbabura. Cabezas nació en la comunidad de Perafán en la parroquia de Imantag en el cantón Cotacachi. De acuerdo a los organismos de socorro del municipio de San Luis Antioquia, la búsqueda sigue.

“El joven corrió con la mala suerte de ser arrastrado por la fuerte corriente que presenta este afluente”, aseguran en su página de Facebook.