Imbabureño Alejandro Tobar triunfa con la Tri Sub 15

dep-2Cristian Alejandro Tobar Luna, de 15 años de edad, es una de las figuras de la Selección Ecuatoriana de Fútbol Sub 15. El jugador imbabureño marcó uno de los cuatro goles con los que el combinado nacional venció 4-3 a su similar de Colombia.

El compromiso válido por el Campeonato Sudamericano se disputó en la cancha del estadio Armando Maestre Pavajeau, ubicado en Valledupar. El resultado permitió a la mini tri instalarse en la semifinal del torneo juvenil. En la penúltima fase del certamen que se disputa en territorio cafetero también están Argentina, Brasil y Uruguay.

EL IMBABUREÑO

Alejandro Tobar, quien es exestudiante de la Unidad Educativa Salesiana Sánchez y Cifuentes, es una de las promesas del fútbol imbabureño y ecuatoriano. El pasado 12 de septiembre, él, con 15 años de edad, se transformó en uno de los jugadores más jóvenes en debutar con el primer equipo del Imbabura Sporting Club en el torneo serie B, cuando el cuadro gardenio se enfrentó sobre el gramado del estadio Olímpico de Ibarra ante la Liga de Portoviejo. Ayer por la tarde, vía correo electrónico, Alejandro dijo que se siente muy orgulloso por ser otro de los futbolistas imbabureños que se viste con los colores amarillo, azul y rojo. Para el jugador ibarreño, cualquiera de los equipos (Brasil o Uruguay) que enfrenten en la semifinal es complicado.

EL COMPROMISO

El inicio del partido fue de reconocimiento para ambos equipos. Ni Colombia, que le convenía el empate; ni Ecuador, que necesitaba los tres puntos, arriesgaron en los minutos iniciales. Los ecuatorianos mostraron un esquema sólido y ordenado que desactivó la ofensiva local. Producto de ese buen comportamiento, a los 28 minutos abrió la cuenta por intermedio de Cristian Alejandro Tobar, quien aprovechó una pelota en el área chica. Colombia reaccionó de forma rápida y a sabiendas que la derrota lo eliminaba buscó el empate por todos lados. En esa búsqueda Colombia encontró el empate a los 43 minutos por intermedio de Roberth Mejía, quien anotó uno de los mejores goles del torneo tras rematar de unos 35 metros.

Son la euforia y alegría que daba el empate y la clasificación terminó la primera parte. Para la segunda parte, Colombia aprovechó los espacios que dejaba la selección ecuatoriana producto de la obligación de buscar el partido y a los 71 anotó el 2-1 que parecía encaminar la clasificación Tricolor. Sin embargo, los aficionados al estadio Armando Maestre Pavajeau no imaginaban lo que estaba a punto de suceder. Una sustitución del cuerpo técnico ecuatoriano cambió la historia del partido y del torneo. Ingresó Joseph Espinoza en el elenco vestido de azul y apenas, dos minutos más tarde, anotó de potente derechazo el empate que ponía suspenso al partido. Solo cuatro minutos después, el mismo jugador aprovechó un garrafal error en la defensa colombiana para decretar el tres por dos que daba la clasificación a los de Ecuador. Pero la cuenta no terminaría allí. A los 83 minutos otro recién ingresado, el volante Willian Piguave puso el lapidario 4-2, informó Vanguardia.com.