21-02-2019 | 11:37

Una visita a Yachay, pero sin optimismo

Era día del amor y la amistad, una fecha propicia para generar esperanza en Yachay Ciudad del Conocimiento, pero quienes nos visitaron se fueron sin decir nada nuevo.

Urcuquí. El Vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner se hizo esperar en Yachay Tech el pasado 14 de febrero. Estuvo acompañado de varias autoridades nacionales, entre ellos, incluso, el Gobernador del Guayas y exministro de Trabajo, Raúl Ledesma.

Ninguna autoridad más hizo algún pronunciamiento a la prensa local, pero todos, absolutamente todos mostraron rostros de preocupación e indignación al escuchar las explicaciones que brindaron tanto el rector de Yachay Tech, Eduardo Ludeña como el gerente de Yachay EP, Jorge Martínez.

En principio, se trató de que solo la prensa oficial acompañe al recorrido que hicieron las autoridades, pese a que el día anterior se nos hizo acreditar.

Al finalizar el recorrido, se pensó que habría un pronunciamiento oficial de alguna autoridad, pero en sus potentes vehículos se retiraron sin decir nada, aunque con toda seguridad con la preocupación a cuestas.

Indignados. La palabra “indignados” se repetía constantemente mientras visitaban las instalaciones de Yachay Tech. No solo el Vicepresidente de la Re-pública, Otto Sonnenholz-ner, sino el secretario del Presidente, Juan Sebastián Roldán; el secretario nacional Anticorrupción, Iván Granda; el secretario de la Senescyt, Adrián Bonilla; el gobernador del Guayas, Raúl Ledesma, entre otros acompañantes, miraban los edificios mal construidos, el despilfarro y las obras de infraestructura a medio terminar. Era evidente el malestar de los visitantes.

Crisis económica y crisis moral. Raúl Ledesma, exministro de Trabajo, en diálogo con EL NORTE, llegó a la conclusión de que es deber de todos repensar el Ecuador y mirar al futuro.

Con respecto a Yachay, fue enfático: “Debemos seguir reclamando, haciendo marchas, probablemente sí, pero debemos hacerlo con una visión para construir un nuevo Ecuador para las nuevas generaciones”.

Ledesma, afirmó que estamos atravesando “una severísima crisis económica” y una no menos severa crisis moral.

Al preguntarle por qué el gobierno no presiona para que a través de la Fiscalía se inicien acciones en contra de quienes cometieron graves faltas en contra de la Ciudad del Conocimiento, más aún cuando ya hay los informes de la Contraloría, respondió que el Gobierno no es la Fiscalía, el Fiscal es autónomo y depende mas bien del Consejo de la Judicatura y como tal, debe responder a la ciudadanía. “Lamentablemente la Fiscalía tiene, hoy en día, una deuda muy grande con el Ecuador entero”.

Ledesma confía en que Yachay la Ciudad del Conocimiento no va a fallecer, porque según dijo “todo en la vida tiene solución, sin duda alguna, y el diálogo propuesto por el Presidente de la República, demuestra que así ha ocurrido y yo lo he podido verificar a lo largo de mi gestión en el Ministerio del Trabajo y ahora en la Gobernación del Guayas. Así que creo que es cuestión de sentarse y buscar las soluciones”, precisó.

Le pregunté si una obra emblemática como Yachay, de quienes hablaron de “revolución” es fácil que llegue a terminarse, dijo: “yo, al igual que todos los ecuatorianos, tenemos la esperanza de que lo revolucionario de los proyectos no sean solo un discurso, sino una realidad, pero lamentablemente ha sido decepcionante en su ejecución”.

Tensión. Hubo un momento tenso cuando tres estudiantes reclamaron a los representantes del gobierno. Igualmente señalaron que esperan una disculpa pública de parte del presidente Leín Moreno “quien nos calificó de ermitaños, de gente que estudia en universidades raras y de gente que está perdiendo su tiempo”.

El vicepresidente Sonnenholzner, un tanto molesto, puntualizó: “Les voy a dar un consejo, siempre que estén aquí piensen en lo que se hizo mal y hagan los esfuerzos para que estos errores no se repitan”.

Explicaciones