21-12-2018 | 15:50
(I)

Taxistas de Imbabura rechazan bono de 50 dólares

Una compensación de USD 50 por unidad automotriz entregada a los taxistas legales sería una de las alternativas para la compensación que se pretende aplicar.

Ibarra. Los transportistas de Imbabura también rechazan el incremento a la gasolina Extra y Ecopaís, medida que anunció el Gobierno el pasado martes.

A pesar de que esta decisión no se aplicará a taxis y transporte público, el retroceso se da porque el Estado pretende emplear una compensación de 50 dólares por unidad automotriz entregada a los taxistas legales que constan en las listas de los gremios.

Expresión. Marcelo Andrade, presidente de la Unión de Taxistas de Imbabura, anunció que “nosotros no aceptamos ningún subsidio del Gobierno, ahora se comprometen a entregar un bono, pero hay que tener en cuenta que a los transportistas urbanos les ofrecieron un bono de los cuales les han quedado debiendo millones de dólares que hasta la fecha, no ha sido cancelado”.

Andrade señaló que las autoridades competentes debe acercarse a dialogar con los transportistas en la provincia, “caso contrario tomaremos medidas de hecho”.

También recalcó que no quieren ningún bono y no aceptan el alza.

“La gasolina debe mantenerse porque al final es un paquetazo que está pagando el pueblo”, aseguró.

Además, indicó que si empiezan a cobrar el alza se tomarán las carreteras nuevamente, “no nos quedaría de otra, el pueblo seguiría sumándose y no estamos defendiendo intereses personales, peor prestándonos para pantallazos de bono, aquí las cosas tienen que ser claras y transparentes, vivir la realidad que estamos pasando”, dijo el presidente de la Unión de Taxistas.

En cuanto al déficit económico que se refiere Andrade, el Gobierno tiene una deuda pendiente con los transportistas desde 2014, que asciende a más de 70 millones de dólares, así lo señaló Ángel Hinojosa, gerente de la Unión de Cooperativas de Imbabura.

Mientras que en la provincia la deuda es de aproximadamente 25 millones de dólares.

Deuda. Oscar García, gerente de Transportes Andina, mencionó que como transporte interprovincial que trabajan con diesel, hasta el momento no se sienten afectados.

Sin embargo, añadió que conocen por parte de fuentes cercanas que el subsidio también se aplicará a este combustible.

“Estamos esperando para saber qué resoluciones tomar porque ahí sí estaría afectando en su totalidad a todo el movimiento económico del país”, dijo.

Con un alza de combustible según García se incrementa todo, es decir, la canasta básica, el transporte, la movilización, se sube el costo de los fletes en los mercados y por ende los artículos de primera necesidad, “se generaría un caos”. Sobre la deuda, García aseguró también que aún no han sido beneficiados.

“Hoy dicen que se va a crear un nuevo subsidio que no sabemos cómo va a ser, pero la gente que sabe de números debe darse cuenta que el subsidio que recibe un taxista va a terminar pagándolo él mismo con el alza del combustible”.

La deuda es del subsidio del 50% del valor de la tarifa que reciben los grupos vulnerables, “solicitamos que el Gobierno revea y se haga la tarifa real del transporte”, agregó García.

Reunión con el presidente Lenín Moreno
En una reunión con los dirigentes del transporte público el pasado miércoles, el Gobierno Nacional anunció que se implementará un mecanismo de compensación de los 50 dólares. Sin embargo, Abel Gómez, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros del Ecuador (Fenacotip), dijo que pedirán una solución por la deuda de USD 79 millones que el Gobierno mantiene con la Federación.