12-02-2019 | 08:44

Se movilizan para exigir seguridad y rechazar medidas

Cerca 50 comunidades se reunieron para realizar una marcha pacífica. El recorrido fue desde el parque Ciudad Blanca hasta el parque Pedro Moncayo.

Ibarra. Habitantes de las comunidades indígenas de Imbabura llegaron ayer al parque Ciudad Blanca, para ser parte de una marcha pacífica convocada por la Ecuarunari y por la Federación de Pueblos Kichwas de la Sierra Norte del Ecuador, Chijallta FICI.

El objetivo de los principales dirigentes fue rechazar completamente las acciones violentas y la ola de inseguridad por la que se encuentra atravesando la provincia.

Otro de los pedidos fue que los conflictos que se susciten en las comunidades puedan ser solucionados con la justicia indígena. A las peticiones también se sumaron el rechazo a la privatización de los servicios públicos y las medidas económicas adoptadas por el Gobierno frente a la crisis.

Voceros. Rocío Cachimuel, presidenta de la FICI, señaló que la seguridad es uno de los problemas que está afectando, no sólo a las comunidades y barrios, sino también a las ciudades y que hay varios conflictos como robos, agresiones, maltratos en las familias, asesinatos y riñas, y contra eso tienen que luchar todos.

“Esta acción también es en rechazo de todas las medidas que está implementando el Gobierno Nacional, en el tema de la subida del combustible y eliminación de los subsidios. Hay políticas que no están beneficiando a las comunidades sino a los grandes sectores de poder económico y eso es lo que nos afecta y no podemos quedarnos callados”, dijo.

Por su parte, Blanca Chancosa, presidenta de la Ecuarunari, manifestó que

se ha organizado esta marcha para visibilizarse ante la ciudadanía en el tema de inseguridad, que se ha desatado en toda la provincia. “Hay mucho femicidio, abuso y no han garantizado las autoridades la seguridad. Queremos que la ciudadanía sepa que estamos vigilantes”, dijo la dirigente indígena mientras iniciaba la marcha que concluyó en el parque Pedro Moncayo.

Miembros de la Policía Nacional y los agentes civiles de tránsito brindaron la seguridad necesaria a los comuneros durante todo el trayecto, a pesar de que se anunció que la marcha era pacífica y que no se producirían novedades que puedan afectar a la ciudadanía.

Otro pedido puntual. Francisco Chasiguano, vicepresidente del Pueblo Kichwa Caranqui, mencionó que otra de sus exigencias es el respeto hacia sus propias jurisdicciones territoriales y a su forma de hacer justicia.

“Queremos que la justicia indígena se respete, porque estamos ejerciéndola dentro de nuestros derechos colectivos en la Constitución de la República del Ecuador.

En la comunidad, y dentro de los cabildos, decidimos los casos de justicia indígena y no cobramos, mientras que en la justicia ordinaria se debe pagar por un abogado, en un juicio es extremadamente caro. Incluso nuestros castigos no son tan severos, pero se hace un equilibrio de armonía de las personas para que puedan estar libres de todo, porque si le envían a la cárcel, salen con venganza”, aseguró la dirigente.

A este pedido también se sumó Ayni Yamay, representante del Pueblo Caranqui, que además solicitó por el tema de educación, ya que el Estado ha pedido que se retome la educación intercultural bilingüe, pero cree que todo se ha quedado en ofrecimientos, ya que no ven resultados.