06-08-2019 | 12:00

Salinas cautiva a visitantes con su tradición

Salinas de Ibarra se resume en tradición, música, gastronomía, cultura, aventura en tren La Libertad y la exhibición de las minas de sal.

Ibarra. Salinas de Ibarra está ubicado a 20 minutos de la ‘Ciudad Blanca’ y 90 kilómetros de Quito. Es una parroquia rural localizada al norte de Ibarra. Cuenta con una variada actividad que va desde la agricultura, el turismo, gastronomía hasta su historia.

El Tren de la Libertad. Turistas nacionales y extranjeros buscan en Imbabura aventura pero también historia. Una de las alternativas es el tren de La Libertad.

Los rieles marcan el trayecto que inicia en Ibarra y termina en Salinas. En aproximadamente una hora y 30 minutos de recorrido se resume parte de la riqueza cultural de la comunidad afroecuatoriana que se asentó en esta zona desde finales del siglo XVII.

Una vez en la estación del ferrocarril la música ‘bomba’ y un grupo de danza afroecuatoriana de la zona da el recibimiento a los visitantes en medio de un ambiente de algarabía.

La empresa de Ferrocarriles del Ecuador empezó a recuperar esa ruta en el 2014 y hasta la fecha cientos de turistas han podido disfrutar de las riquezas que tiene ese sitio. La empresa promociona servicios turísticos cuyo principal eje es la dinamización de las economías locales con la inclusión de emprendimientos de las zonas. Extensos campos de caña, cebolla, algodón, cactus con tunas de un intenso color rojo, entre otros productos agrícolas, cubren gran parte del paisaje.

Lo atractivo. El museo de la sal, ícono de la identidad del salinense, muestra el proceso de la elaboración del producto, el que era la subsistencia de nuestros ancestros. El paso por la sala etnográfica es otro atractivo turístico en donde se exhibe parte de la historia del pueblo negro del Ecuador. En el centro gastronómico el turista puede degustar de platos típicos preparados por talentosas mujeres de la parroquia. La seguridad y la información son aspectos importantes que el turista debe tomar en cuenta para visitar la parroquia Salinas, estos dos aspectos están garantizados por la misma gente de la parroquia. De esa forma se vive intensamente el turismo comunitario.