27-02-2014 | 14:13

Pablo Jurado habla de su plan de trabajo en la Prefectura de Imbabura

    pablo-juradoIBARRA. Pablo Jurado, prefecto electo de Imbabura, recordó que decidió involucrarse en la política en 1985, cuando fue jefe de Relaciones Públicas del Municipio de Ibarra, en la Alcaldía de Marco Almeida, fue entonces cuando comprendió que la política le puede ayudar al ser humano para servir a sus semejantes.

¿Fue una sorpresa el hecho de haber ganado la prefectura?
Creo mucho en los procesos dentro de la política; uno tiene que hacer toda una carrera y servir a la comunidad, presentarse ante la comunidad demostrar que uno tiene sensibilidad a la comunidad. Mi fortaleza en el campo político es que nunca he cambiado mi forma de ser con la comunidad.

¿Cómo formará su equipo de trabajo desde que inicie su gestión en mayo?
Vamos a invitar a hombres y mujeres de Imbabura con mucha capacidad, pero aparte deben tener mucha sensibilidad. En las direcciones deben reunir el perfil profesional y mucha voluntad para servir a los demás. No quiero directores de escritorio o hasta las 5 de la tarde de los días viernes.

¿Cuáles son los principales cambios que ejecutará en el Gobierno Provincial?
Siempre soy partidario de que el funcionario público debe trabajar por sus clientes y, los clientes primordiales son la comunidad, los dirigentes de los barrios. Lo que la gente exige es calidad y calidez, que le atiendan bien y con mucho afecto.

¿En su gestión, continuará con la empresa pública Imbavial?
Haremos el análisis respectivo de cuál es la fortaleza de la empresa pública Imbavial, qué beneficios representa y, en el momento oportuno tomaremos la decisión de qué hacer.

¿Cuál será el futuro de los empleados a contrato?
Respetaremos los contratos de última hora o los nombramientos de última hora respaldados por la ley.

¿Buscará al prefecto Diego García para el proceso de transición?
Una vez que se proclamen los resultados estaremos integrando nuestro equipo de transición que requerirá toda la información que necesita, tanto en el campo técnico como administrativo; necesitamos un inventario de obras que están en ejecución.

¿Cuál será la prioridad para empezar el trabajo?
Tenemos la obligación de la actualización del Plan de Desarrollo Provincial, con los alcaldes y representantes parroquiales que son los consejeros.

¿La vialidad rural también será prioridad?
En todo momento, tenemos la visión de fortalecer el turismo comunitario; el turismo urbano está bastante bien.

¿Qué opina de la decisión de apoyo hacia Avanza, por parte del presidente Correa?
Creo que cada revés nos enseña. El señor Presidente estuvo acostumbrado a ganar, ganar y ganar, pero llega un momento en el que uno también tiene que perder y hay que saber aceptar la derrota.
¿Qué opina de la posición del prefecto Diego García que rechazó todo acuerdo con Avanza?
En algún momento Diego exageró en su soberbia. Yo le planteé que vayamos en alianza, para que Avanza ponga la candidata a viceprefecta, pero dijo que no participaba de esa alianza, más tarde se dieron los espacios para participar en la contienda electoral y ahora hemos ganado las elecciones; pienso que la amistad no se debe terminar. Las heridas que causan las almas se pueden cerrar, pero las heridas que causan la lengua, esas no se cierran.