16-02-2019 | 20:59
(I)

Musica y danza en gala de coronación de Carolina Lomas, reina de Antonio Ante

Imbabura. La gala de coronación de la nueva soberana de Antonio Ante comenzó pasadas las 20:30. Una tarima cubierta flores dio la bienvenida a decenas de invitados que se dieron cita a este evento que se realizó la noche del sábado 16 de febrero, en la Plaza Cultural Libertad de Atuntaqui, como parte de la agenda de actividades por los 81 años de su cantonización.

Carolina Lomas, estudiante de ingeniería en Ciencias Ambientales, reinará durante el periodo 2019-2020. Ella fue designada por el Concejo Municipal para presidir las fiestas del cantón. Se trata de la décimo segunda soberana que recibirá la Corona, de manos de la reina saliente Nathaly Ruíz.

La ceremonia tuvo un inicio con ambiente pasillero. El trío Encanto de Colombia fue el abrebocas de la fría noche anteña y arrancó aplausos de los presentes dándole al bolero, a la baladas y al bolero un toque moderno. La danza contemporánea también tuvo su espacio con la agrupación Esfera que interpretó varias coreografías entre ellas una estilo Broadway.

El momento emotivo lo puso la reina saliente Nathaly Ruíz, con un video conmemorativo en el cual recordó su gestión y se despidió de su cantón, sus habitantes y sus autoridades. De la misma manera salieron, una a una, las soberanas de cada una de las parroquias anteñas.

Lo más esperado de la noche fue el instante en que el alcalde Fabián Posso le puso la banda de Reina a Carolina quien además recibió de Nathaly, la brillante corona.

En la gala de coronación estuvieron presentes: el alcalde del cantón Fabián Posso, el vicealcalde Joaquín Paredes, los concejales Nancy Domínguez, Carlos Espinosa, Edmundo Andrade, Teresa Villegas (esposa del Alcalde), José Jaramillo, párroco de San José, Remigio Calderón, presidente de la Federación de Barrios, entre otras autoridades de la provincia y de las parroquias de Natabuela y Chaltura.

La gala culminó con broche de oro con la presentación del artista ecuatoriano Daniel Páez.