14-04-2019 | 10:27
(I)

Más de dos décadas sin alcantarillado

Moradores del barrio Carmelo Bajo de la parroquia de Andrade Marín no cuentan con alcantarillado.

Antonio Ante. “Estamos en 2019 y no es posible que sigamos usando un pozo séptico”, es el comentario de Juan Gómez, morador del barrio Carmelo Bajo de la parroquia de Andrade Marín, quien vive en ese sector hace 22 años donde no cuenta con alcantarillado.

Esta problemática viven día a día cinco familias más. Sus viviendas están ubicadas en la calle Humberto Gordillo, que colinda con la Panamericana E-35.

Guadalupe Solano menciona que ella construyó su vivienda hace 10 años y que el municipio fue quien le aprobó los planos de construcción.

Ella, al igual que el resto de moradores, no cuenta con alcantarillado y su alternativa es usar un pozo séptico, donde cada vez más se acumulan los desperdicios.

La moradora dijo que en repetidas ocasiones ella y sus vecinos se han acercado al Municipio, pero no ha existido respuesta.

“Nosotros pagamos impuestos en la factura del agua potable, mes a mes. Nos molesta que las autoridades nos tengan en el abandono. Mi casa es hecha en 2006 y no es justo que no nos apoyen y no nos den el alcantarillado que es un servicio básico vital”, acotó.

Pedido. Laura Vallejo, otra de las personas afectadas, comenta que al inicio optó por usar el pozo séptico, pero por la humedad, acumulación de desperdicios e intensas lluvias, el captador de residuos que tenían se dañó.

Además esto es un foco de infecciones, por la presencia de mosquitos y zancudos.

Su alternativa fue hacer un desfogue de los desechos hacia una acequia que pasa por la parte trasera de su vivienda.

El más afectado por esta situación es Juan Gómez, quien ha vivido en ese sector sin alcantarillado por casi 22 años. “Si hemos hablado el repetidas ocasiones con el señor alcalde Fabián Posso pero no da solución”, acotó.

El hombre comenta que al igual que algunos de sus vecinos, cuando el pozo séptico se llena opta por desfogar los desperdicios a la acequia al no contar con el alcantarillado.

Contraparte. La calle Humberto Gordillo tiene unos 600 metros de alcantarillado donde los frentistas tuvieron que poner el 60% equivalente al precio de la tubería y la Empresa Pública de Agua Potable y Alcantarillado de Antonio Ante (EPAA) el 40% que representa la mano de obra y los materiales de construcción, así lo confirmó el Ing. Luis Enríquez.

Opinión. Enríquez mencionó también que aún hace falta unos 400 metros por completar, lugar donde residen las personas afectadas y que esa obra tenía un costo estimado de 5 000 dólares.

Anualmente en el mes de septiembre se realizan los talleres participativos donde los barrios de cada parroquia de cantón piden sus necesidades como alcantarillado, agua potable, vialidad, infraestructura entre otra. Por su parte, Diego Jaramillo, director de servicios públicos del GAD de Antonio Ante, mencionó que el año pasado se realizaron los talleres, pero que por la Municipalidad estar en un proceso de transición, tienen el presupuesto prorrogado.

Igual explicó que las obras que se proyectaron el año anterior todavía no están aprobadas hasta cuando se posesione la nueva autoridad municipal.

No tienen respuesta. Ramiro Aragón presidente del barrio Carmelo Bajo dice que como autoridad ha asistido a todas las reuniones del presupuesto participativo, pero siempre les dan trabas y no tienen respuestas y no se atiende a las necesidades del sector. “Todos los años me voy hablar en el Municipio para reclamar una obra para mis vecinos, pero nadie hace nada”, dijo.

Pedido. Moradores del barrio Carmelo Bajo piden a las autoridades que se les brinde una solución al problema que ya han venido acarreando desde hace décadas.