10-01-2019 | 12:04

Los Cedros se redescubren en Imbabura

Aunque el lugar forma parte de las reservas protegidas, no había sido explorado a profundidad. La idea es documentar todos sus componentes naturales.

Ibarra. En la actualidad nadie niega que existe un problema global: la amenaza hacia el ambiente. Una de las consecuencias de este fenómeno es el peligro de los espacios naturales de gran valor ecológico y, para hacer frente a tal amenaza es necesario proteger y conocer cuáles son las especies propias de cada lugar natural. Es por eso que un grupo de científicos se encuentra realizando una exhaustiva investigación en la reserva “Los Cedros”.

Científicos. Un grupo de aproximadamente 20 personas trabaja en el objetivo de documentar la biodiversidad que existe en este bosque nublado. Este grupo lo conforman científicos de diversas disciplinas como micólogos (estudian los hongos), botánicos, ornitólogos (estudian las aves), entre otros.

Lugar único. Tobías Policha, llegó desde la Universidad de Oregon. Es instructor de biología y quien está dando a conocer la labor que se realiza en esta reserva ubicada en la parte sur de Imbabura (Cotaca-chi) cerca a la comunidad El Chontal.

“Se encuentra en un lugar mucho más alto y no fue bien explorado por las ciencias. Pero ese sector es muy diverso y es probable que haya organismos que no vivan en ningún otro lugar del mundo y no se han notado”, explica.

400 especies. El botánico ya había trabajado en esta zona entre 2008 y 2012 en un proyecto del análisis de polinización de los hongos y orquídeas pero ahora se han enfocado en hacer observatorios y describir la biodiversidad con el objetivo de documentar las especies. Por ejemplo, ya se conoce de aproximadamente 400 orquídeas. “La idea es describir algo nuevo, nuevos registros para la reserva, para la provincia y para la ciencia”, enfatiza.

Cifras. Algunos de los científicos que participan en el proyecto ya se encuentran en este momento en Quito. Llevaron aproximadamente 200 muestras del lugar y se estima que de ellas unas 10 o 15 especies podrían ser nuevas para la ciencia. P

Colaboración. Policha también explicó que se espera realizar algún tipo de colaboración con los estudiantes de la Universidad Técnica del Norte.

Importancia. Al preguntarle sobre la importancia de estos espacios naturales para la humanidad, el botánico explica que las personas desconocemos la magnitud. “Todas las especies forman parte de un ecosistema y como parte de ella los humanos necesitamos, por ejemplo, aire limpio. Incluso la posibilidad de medicinas porque la mayoría de productos que usan los médicos tienen partes de plantas o son formas sintéticas derivadas originalmente de las plantas. Además para la comida, entre otros, es por eso tan importante”, afirma e invita a los ciudadanos a ser defensores de estos lugares.

Investigaciones en el lugar