05-07-2019 | 16:18
(I)

Ingresan canes rastreadores a las minas de Buenos Aires en busca de cadáveres

Ibarra.- Un día después de que las fuerzas del orden tomaran el control de una de las minas más altas en Buenos Aires, Urcuquí, este viernes 5 de julio se informó que canes amaestrados ingresaron a la zona para rastrear el sector en busca de más cadáveres que podrían estar enterrados.

Agentes de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased) y miembros de la Unidad Canica acompañados de perros rastreadores ingresaron a Mina Vieja, en la parte alta de la parroquia de Buenos Aires.

Las personas evacuadas hablan que existirían cuerpos enterrados en Mina Vieja y Mina de Los Olivos.

Ingresan canes rastreadores a las minas de Buenos Aires en busca de cadáveres

Estas versiones fueron el motivo para que intervenga la Policía Nacional con los canes rastreadores para comprobar esta información.

Mientras que en ciertos “cambuches” se constata varios sacos apilados con material aurífero que estaban listos para ser extraídos de la zona.

Por el momento, los uniformados están destruyendo los improvisados ranchos donde también se ofrecía hospedaje o tiendas de abasto.

También se encontró un gran cantidad de motores para generar energía, taladros, compresores, combustible y más instrumentos que ya fueron incautados por la Policía.

Ingresan canes rastreadores a las minas de Buenos Aires en busca de cadáveres

La Policía Nacional informó que varios motores servían para un sistema de poleas que utilizaban los mineros ilegales.

Eran más de cien cables de acero templado, que salían de lo más alto de las minas hacia la Ciudad de Plástico con material aurífero.

Las poleas servían también para abastecer de alimento, vestimenta y otros vienes que se usaban y vendían en el asentamiento llamado La Feria.

El traslado de cada saco con material aurífero tenía un costo de hasta 8 dólares, dinero que llegaba a manos de las mafias.

El operativo militar y policial continuará hasta que otras unidades constaten el daño ambiental provocado en la zona y se recoja evidencias de los actos delictivos cometidos en el lugar, a la vez que se garantice que los mineros ilegales vuelvan a las mismas actividades en este sector de la provincia de Imbabura.