03-04-2019 | 18:29
(I)

Dificultades, ahora en Yachay Tech

Urcuquí. Cuando todos creíamos que los problemas observados en Yachay Ciudad del Conocimiento radicaban solo en Yachay EP y, cuando en la Universidad Yachay Tech se esmeraban en tomar distancia con la gestión de la empresa pública, con la finalidad de separarse de los problemas que la aquejaban y que fueron de dominio público, ahora es la universidad la que hace noticia y no precisamente satisfactoria.

Observaciones. Los runrunes empezaron a salir a flote desde antes y quizá, un manifiesto que apareció el 1 de marzo de 2019 en redes sociales, fue una de las gotas que derramó el vaso.

Varios académicos empezaron a observar actuaciones y procedimientos que se estarían generando al interior de las instalaciones universitarias. Y claro, el tema de la designación de los docentes que se hacen por ley, a través de concursos, también generó inconvenientes y sobresaltos.

Fue este lunes 1 de abril de 2019 cuando un comunicado de la Senescyt, no pudo ser más explícito frente a lo que está ocurriendo.

Desde la zonal 1 y 2 de la Senescyt, que la dirige Lorena Zeggane, se remitió este aviso que puso en alerta a muchos: “Estimados colegas de los medios de comunicación, remito el comunicado oficial de Senescyt sobre el inicio de una auditoría al concurso público de méritos y oposición de personal académico titular de la Universidad de Investigación de Tecnología Experimental Yachay”. Ayer acudimos a Yachay Tech y la sorpresa la dio Adrián Bonilla, principal de la Senescyt, quien se hizo presente para escuchar los argumentos varios.

Denuncias. Una serie de documentos a los que tuvo acceso diario EL NORTE, hablan de otras situaciones y ahora hasta de posibles problemas detectados en el concurso abierto para el personal académico titular de Yachay Tech, lo cual conlleva a una auditoría del proceso que durará unas dos semanas aproximadamente, según lo anunció el secretario de la Senescyt, Adrián Bonilla.

Inquietud. Ayer hubo tensión, luego que se conoció el comunicado de la Senescyt. Esto generó malestar e inquietud en los docentes que participaron en el concurso. Hablaron con el nombrado rector de la universidad Yachay Tech, Spiros Agathos, quien no ocultó su preocupación.

Auditoría. EL NORTE dialogó con docentes y estudiantes, mismos que explicaron, sin identificarse, sus sentimientos encontrados. Se sabe que serían unos 50 los docentes que postularon al concurso que se abrió el año pasado. El 5 de marzo de 2019 el concurso se cerró calificando a los ganadores para ocupar las plazas de docentes titulares.

La sorpresa llega cuando en lugar de recibir los nombramientos, se anuncia una auditoría y la entrega de estos nombramientos quedan en suspenso.

Los docentes no descartarían presentar demandas en defensa de sus legítimos derechos, según dijeron.

Dificultades, ahora en Yachay Tech

Una página signada con las siglas ICSH (Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades), el PhD Manuel Ferrer Muñoz habla de “La cuestión de los nombramientos en la Universidad Yachay Tech”. El informe que sigue ha sido elaborado con base en informaciones fidedignas y contrastadas, y descubre un panorama que, sin crear alarma social -desgraciadamente el tipo de maniobras que aquí se desvela es común en las universidades públicas del Ecuador-, debería sacudir las conciencias de quienes asumen cargos directivos en las instituciones que tienen a su cargo la Educación Superior en Ecuador, señala Manuel Ferrer.

“Desde el Servicio de Asesoría sobre Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades rogamos a nuestros lectores que den difusión a esta denuncia y que colaboren en la promoción de una campaña por la moralización de la vida pública en el ámbito universitario”, acotó y más adelante agrega: “No obstante el triste desenlace de la convocatoria que nos ocupa, seguiremos informando y asesorando a los usuarios de nuestros servicios, a sabiendas de que -con carácter general- el mérito no basta en la mayoría de los casos para acceder a nombramientos en universidades públicas del Ecuador.

Pero hay que concurrir a esos procesos y denunciar irregularidades cuando corresponda. Por ejemplo, véase Prueba del fraude de ley protagonizado por una concursante jubilada, a que nos referiremos más adelante...”.