12-11-2019 | 11:19

Chota, cálido de ritmo y tradición

El Valle del Chota, otro de los sitios del Geoparque Imbabura, es una gran alternativa para las personas que buscan cultura y alegría.

Ibarra. El Valle del Chota, conocido como la cuna de los grandes jugadores de la selección de fútbol ecuatoriana, tiene mucho que ofrecer a sus turistas, especialmente en lo que se refiere a cultura, tradición y gastronomía típica del lugar, las mismas que prometen cautivar a todos sus visitantes.

Ubicación. A 35 km de la ciudad de Ibarra, ubicada al norte del Ecuador en la provincia de Imbabura, se encuentra el Valle del Chota, caracterizado por su clima cálido y sus paisajes desérticos que contrastan con el resto de la provincia. El número de habitantes es de 2000 aproximadamente, predominando la raza negra afroecuatoriana.

Artesanías. La cultura y tradición se ven presentes en las artesanías famosas del Valle del Chota, especialmente en las máscaras de barro, collares y vestimenta que realiza Alicia Villalba, una de las primeras mujeres afrochoteñas que se dedicó a este arte, conformando así una galería en donde exhibe sus obras, mismas que pueden tener un valor desde un dólar para los llaveros, hasta los 100 dólares, aproximadamente, para las máscaras de barro de los rostros afroecuatorianos.

Conocido como Arte Negro, este negocio es familiar y se encuentra en la comunidad de Carpuela. El principal atractivo es el manejo del barro, el cual es sometido a altas temperaturas para luego ser moldeado con la forma de los rostros afros impregnados en las máscaras, mismas que son utilizadas en las danzas tradicionales del lugar.

Danza y música. Zully Gudiño, maestra del grupo de danza Las Choteñitas, manifiesta que la bomba del Chota es la representación musical del Valle, interpretada por los compositores natos del lugar y que alegran el día a día de los choteños. Los grupos de baile danzan al ritmo de sus notas musicales, transmitiendo alegría a todos los pobladores y turistas.

Gastronomía. El típico guandul, acompañado de pollo o cerdo y ensalada fresca es el platillo que cautiva a los comensales, junto a la refrescante cachaza elaborada con panela.