05-11-2019 | 11:26

Turismo a la altura de la Ciudad Blanca

El mirador de San Miguel Arcángel y la Loma de Guayabillas son dos geositios considerados como patrimonio de todos los ibarreños.

Ibarra. Subiendo por una vía de empedrado hasta la loma Alto de Reyes, en el barrio de Priorato, a 15 minutos del centro de la ciudad si se va en auto propio y a 30 minutos si se va en bus, se encuentra uno de los miradores más imponentes de la provincia de Imbabura, el mirador San Miguel Arcángel que hace alusión al patrono de la ciudad de Ibarra.

Descripción. A una altura de 2402 m.s.n.m. y rodeado de un paisaje natural, se levanta una estatua de San Miguel Arcángel de 13 metros de altura y 9 metros de base. En su interior existen escaleras que permiten acceder al mirador, en donde se obtiene una excelente vista de la ciudad de Ibarra y sus alrededores como San Antonio, La Esperanza, lomas de Azaya, Loma de Guayabillas, Yuracruz y elevaciones como el Imbabura, Cubilche, Cunrro, Cotacachi, entre otras.

Más datos. Se han ubicado tiendas de artesanías y comidas, cuyos propietarios se encuentran organizados en la Asociación de Comerciantes de Alto de

Reyes, quienes han previsto un sitio para prevenir la seguridad de los visitantes.

Cerca del mirador se encuentra otro sitio turístico con gran connotación para los ibarreños, se trata de la Loma de Guayabillas, un bosque que pone a disponibilidad de los turistas senderos, flora única del lugar conformada por árboles de frutos silvestres y paraderos que le permitan admirar los paisajes que ofrece la Ciudad Blanca.

Actividades. Los turistas que se animen a visitar estos lugares pueden practicar varias actividades; desde el mirador podrán tener una vista panorámica de toda la ciudad y en la Loma de Guayabillas podrán realizar caminatas, paseos en bicicleta, camping, correr o hacer trekking.

Un dato importante para tomar en cuenta es el clima que posee esta zona , llegando a alcanzar un promedio de 17 grados centígrados, por lo que las personas que deseen conocer sus atractivos deben usar ropa cómoda y fresca, además de zapatos adecuados, protector solar y una infaltable cámara fotográfica.