20-08-2019 | 09:00

7 000 m³ de agua perdida en atentados

Este es el tercer atentado que sufre la tubería que está en la parroquia de San Roque, el primero fue el 31 de julio, el segundo el 4 de agosto y el último este domingo.

Antonio Ante. Por tercera ocasión la tubería principal que pasa por la quebrada de San Juan Poglio y que alimenta a los tanques que reparten el líquido vital a todo Antonio Ante sufrió un nuevo atentado.

Luis Enríquez, quien está a cargo de la Dirección Técnica de la Empresa Pública de Alcantarillado de Antonio Ante, mencionó que este hecho se suscitó aproximadamente entre las dos a tres de la tarde del día domingo 18 de agosto.

La tubería se encontraba con vigilancia en horas de la mañana, tarde y noche. Según el director de la EPAA, las personas que cometen este tipo de atentados vigilan el modus operandi de los guardias para aprovechar el mínimo descuido y cometer estos delitos. “Hasta la una de la tarde estuvimos con el personal y no encontramos novedad, al regresar del almuerzo, se dieron cuenta que al tubería estaba rota”, dijo Enríquez.

El personal técnico de la EPAA acudió al sitio de inmediato para realizar las reparaciones. En el cantón no hubo desabastecimiento por la rápida atención, solo un bajón en la presión de agua.

Para asegurar la tubería, colocaron una cubierta de mayor diámetro, también se rellenó de tierra para que no haya un acceso fácil al lugar ya que la quebrada se encuentra desestabilizada.

Como en la última vez, se dejó una carta en el lugar, donde mencionan que en los próximos días van a tomar represalias con otras tuberías como la de Guaraxapas.

En el comunicado, dirigido a la alcaldesa de Ibarra, aparentemente vendedores informales, manifiestan que, como se les ha desalojado y no se les permite trabajar, están realizando estos atentados.