Imbabura y Carchi tienen 533 nuevos docentes

Ibarra. En el coliseo de la unidad educativa Teodoro Gómez de la Torre se realizó el acto oficial la entrega de certificados a los ganadores del concurso “Quiero Ser Maestro 6” de los distritos de Imbabura y Carchi. Un total de 533 nuevos docentes recibieron sus reconocimientos.

Logros. La felicidad era evidente en todos los homenajeados que llenaron las sillas del lugar. Las sonrisas y los abrazos no se hicieron esperar ya que detrás de todo este evento hubo un esfuerzo incalculable. Ellos son los hombres y mujeres que debieron demostrar sus destrezas, vocación y conocimientos para formar parte de la lista de nuevos docentes para las dos provincias del norte del país.

Mario Suárez, director distrital Otavalo-Antonio Ante, fue el encargado de dar la bienvenida a todos los presentes. Durante su intervención hizo énfasis en la labor que desempeñarán los docentes. “Sabemos que desde el aula se hacer la verdadera revolución educativa”, dijo

Procesos rigurosos. Por su parte, Diego Bucheli, coordinador zona 1 de Educación, hizo un breve repaso de todo el proceso y enfatizó en que los ganadores pasaron por procesos rigurosos de selección por lo que cuentan con experiencia y formación.

Agradecidos. Wilson Pasquel, representante de los ganadores, agradeció al Ministerio de Educación.

“Pudimos ser partícipes de un concurso transparente en base a propios méritos y nos brindan la oportunidad de estabilidad laboral”, señaló.

Testimonios. Andrea López dijo que está muy feliz por este logro ya que representa la oportunidad de un trabajo pero también de llevar adelante la misión de educar a las nuevas generaciones. “Desde niña yo quería ser maestra pero fui madre muy joven. Nunca me di por vencida y ahora estoy realizando mi sueño. Además, esta es la seguridad de contar con un trabajo que me permita sacar adelante a mis dos hijos. Estamos realmente muy cntentos”, dijo la joven de 32 años.

Jorge Eduardo López también compartió su felicidad. Para él ser docente es un compromiso. “Debemos formar seres humanos que sean críticos, que sean lógicos, independientes. Eso es lo más importante que todo y además de un trabajo, esto es cuestión de vocación. Al final de cuentas, cuando uno se para frente a los estudiantes entiende que esto no es para cualquier persona sino para quien tiene ese sentido de enseñar”, dijo.

Desde el Gobierno. El mes padaso, durante la entrega de los certificados en Quito, la ministra de Educación, Monserrat Creamer, dijo que en cada proceso Quiero Ser Maestro se están entregando “cuatro veces más partidas y nombramientos definitivos de los que se entregaron en procesos anteriores”.

Por su parte, Lenín More-no, felicitó a todos los ganadores. Elogió su labor y dijo que “los maestros son una logia, que están siempre prestos a entregar sus conocimientos a todos los seres humanos”.

Recordó que este año el Gobierno agregó 500 millones de dólares al presupuesto de educación. “Por eso podemos entregar nombramientos a maestros que tenían contratos y que por supuesto han pasado la prueba correspondiente”, afirmó.