Imbabura y Carchi suman 354 casos de coronavirus

El reporte de casos de coronavirus de Imbabura y Carchi que respecta al sábado 30 de mayo se difundió esta madrugada.

 

Quito.- Un total de 3.346 personas han fallecido por COVID-19 en Ecuador y 38.843 han dado positivo para esa enfermedad a nivel nacional, informó este domingo el Ministerio de Salud Pública.

En Imbabura las cifras no han variado, hay 202 casos de covid-19. Mientras que en Carchi los casos suman 152. Imbabura y Carchi suman 354 casos

Los contagios en la ciudad de Tulcán ascienden a 105. Y el número de fallecimientos en las dos provincias siguen en 25 en Imbabura y Carchi.

A nivel nacional, de la cifra oficial de 3.346 muertes se suman los 2.148 fallecidos “probables” por COVID-19, de acuerdo al boletín oficial de estadísticas sobre el coronavirus correspondiente al sábado, que el Ministerio ha transmitido esta madrugada.

Hasta el momento se han tomado 116.673 muestras para COVID-19 en el país, entre PCR y pruebas rápidas, gracias a las cuales 49.960 casos han quedado descartados.

Los datos por provincias, que se basan únicamente en las pruebas PCR, indican que la costera de Guayas sigue liderando la lista al registrar 14.044 contagiados y 1.402 fallecidos, seguida de la andina de Pichincha, cuya capital es Quito, con 3.929 positivos y 301 decesos.

Les siguen en orden las provincias de Manabí con 2.206 casos, Los Ríos con 1.508 y El Oro que reúne 1.088 contagios, mientras que el resto de provincias tiene menos de mil casos cada una.

Conforme al parte oficial, 15.385 contagiados están en aislamiento domiciliario y 457 hospitalizados en condición estable, mientras que 234 se encuentran ingresados bajo pronóstico reservado.

Además 3.850 pacientes se han recuperado, 4.430 recibieron el alta hospitalaria y 11.141 han sido dados de alta epidemiológica.

El grupo más afectado es el de 20 a 49 años, que aglutina el 56,2 % de los casos, seguido por el de 50 a 64 años, que suma el 24,3 %, y el de mayores de 65, con el 16,3 % de confirmados.

Ecuador se encuentra en un proceso de cambio de fase de la estrategia epidemiológica para encarar la pandemia del COVID-19 y busca pasar del aislamiento masivo al distanciamiento social, con el levantamiento paulatino y coordinado de las restricciones en vigor desde el pasado 16 de marzo.

La capital ecuatoriana pasará el próximo miércoles a una nueva fase de desescalada, al haber recibido luz verde por parte del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) para cambiar al color amarillo, con el que se levantarán algunas restricciones.