En Imbabura socializan protocolos para manejo de cadáveres por coronavirus

Uniformados de las Fuerzas Armadas son capacitados, en Imbabura y a nivel nacional, por personal del área de Criminalística de la Policía Judicial, sobre medidas de manipulación para el levantamiento de cadáveres de personas que pudieron haber dado como positivas para Covid-19, o personas con sospecha de haber contraído el virus. El tema también se replica hasta con los encargados de prestar servicio en las funerarias.

Las temáticas principales son las medidas necesarias que deben tomar los uniformados y los entes correspondientes para el levantamiento de cadáveres con antecedente o presunción para coronavirus, allí están protección de bioseguridad, embalaje y etiquetado de cuerpos.

Los temas tienen directa relación con lo establecido por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional para evitar el contagio por contacto con lesiones, fluidos biológicos, inhalación de partículas que podrían encontrarse en el aire al momento del levantamiento, procedimientos de desinfección, uso de los recursos y demás técnicas que permitirán salvaguardar la integridad del personal de seguridad que colabora en el levantamiento de cadáveres durante la emergencia sanitaria.

En la provincia, el personal de Criminalística, también está trabajando en la socialización de lo que corresponde a la desinfección del lugar antes, durante y después donde se encontró el cadáver.
Además de la correcta manipulación del cadáver y utilización de insumos adecuados (trajes de bioseguridad, mascarillas, gafas protectoras, bombas de fumigación y otros insumos) con la finalidad de no contaminar a personas, objetos ni el área a ser intervenida, posterior a esto se realizará el embalaje del cadáver con las debidas técnicas, precauciones y utilizando elementos necesarios (fundas, mantas, etc), posterior a esto el traslado al cementerio que ya debe ser establecido por las funerarias y a continuación se realizará la respectiva desinfección del vehículo y sus intervinientes. Es importante además recordar que en Ibarra, es el Municipio el encargado de transportar los cadáveres con un equipo especial.