Imbabura, magia natural

La provincia de Imbabura, con sobra de merecimientos, fue declarada por la UNESCO como Geoparque Mundial, ya que ofrece a propios y extraños mágicos momentos y paisajes únicos para el deleite de la mirada del visitante. En estos se puede encontrar descanso y relajación, a la vez que se puede plasmar e inmortalizar estos momentos en fotografías de recuerdo.

Uno de los peculiares atardeceres que se pudo observar en la ciudad de Ibarra cautivó a la ciudadanía y los lentes de varias cámaras de profesionales y aficionados a este arte.
Los picos del cerro el Cajas también en su momento se colmaron de nieve. Vista desde Otavalo.
La “mama” Cotacachi se muestra cubierta de un manto espeso de nieve en su cumbre.