En Imbabura no todos los cementerios cerrarán en las mismas fechas

Desde el martes cenas de ciudadanos aprovecharon el día para visitar a sus seres queridos en los cementerios, ya que ésta sería la primera vez que no puedan hacerlo en el día de los Difuntos, el 2 de noviembre.

La pandemia por el coronavirus también obligó el cierre de los cementerios justo el Día de los Muertos en Ecuador, con la finalidad de evitar aglomeraciones y que los contagios de Covid-19 aumenten.

Hasta el momento y pese al exhorto del COE Nacional, la Asociación de Municipalidades del Ecuador, AME, confirmó que 45 municipios en 20 provincias confirmaron que mantendrán abiertos sus cementerios durante el feriado, 124 lo mantendrán cerrados y 52 no se han pronunciado.

Específicamente en Imbabura todos los cementerios permanecerán cerrados el 2 de noviembre por resoluciones emitidas en cada COE Cantonal. Sin embargo, en ciertas ciudades de la provincia se establecieron distintas fechas.

Por ejemplo, solo en Ibarra se permitió el ingreso a estos lugares hasta ayer.

Desde hoy se prohíben las visitas hasta el 4 de noviembre. Mientras que en Otavalo el cementerio de indígenas se cerró desde el 27 y permanecerá así hasta el 4 de noviembre. Este sitio cada año aglomeraba a cientos de comuneros que llegaban a rezar y a comer sobre la tumba de sus familias.

En Cotacachi en cambio, el COE resolvió que no se autoriza la apertura de cementerios desde el 31 de octubre hasta el 3 de noviembre. Asimismo, se acoge la resolución de la Curia Diocesana de Ibarra en el que se suspende la celebración de la Eucaristía en el cementerio el 2 de noviembre.

Además, en Cotacachi el cementerio municipal estará abierto hasta el 31 de octubre desde las 8:00 hasta las 17:00.

Las resoluciones son diferentes en cada cantón. En Antonio Ante los cementerios permanecerán cerrados hasta el 31 de diciembre, según un comunicado que emitió la municipalidad en semanas anteriores.

Los integrantes del COE de Urcuquí también resolvieron mantener cerrados los cementerios desde el 30 de octubre hasta el 3 de noviembre. Sin embargo, solo hasta hoy está permitido el ingreso para actividades exclusivas de limpieza y mantenimiento de bóvedas, con un aforo máximo del 30 %.

En Pimampiro el alcalde Armando Chávez señaló que probablemente tomen una misma decisión que los demás cantones. Manifestó que a las 18:00 de ayer mantenían una reunión con el COE para resolver el cierre de los cementerios desde el 31 de octubre hasta el 3 de noviembre.

En cada cementerio se cumple con las medidas de bioseguridad ante la pandemia, las personas usan mascarilla, utilizan gel y se desinfectan el calzado en el ingreso.

Al ser el último día de visitas en los cementerios de Ibarra las personas acudieron con la familia a arreglar la tumba de su ser querido y a rezarle.

“Como están suspendidas la visitas para el día preciso de los finados nos adelantamos”, dijo Soledad Chalá mientras arreglaba un adorno de la tumba de su madre.
Acompañada de su padre y sus dos hijos, mencionó que por un lado sí está de acuerdo en que se cierren estos sitios, “pero no estoy de acuerdo en que cierran el cementerio y abran otros lugares donde igual existe contaminación”, agregó.