Imbabura ha registrado 78 incendios forestales

Ibarra.- La semana que concluye deja en la retina de los imbabureños las imágenes de plantas nativas y pajonales reducidos a cenizas y gran parte de vegetación, del cerro Fuya Fuya, destruido por un incendio forestal de magnitud que tardó dos días en ser apagado.

Desde la semana anterior comenzó la época de incendios forestales, en la provincia, la gran mayoría provocada por quemas agrícolas no controladas.

Decenas de incendios
Hasta el momento en Imbabura se han registrado 78 emergencias por incendios forestales, en lo que transcurre agosto, de un total de 538 alrededor del país.

Imbabura y Carchi son dos provincias que, por sus planicies, son muy susceptibles a estos eventos; indicó Emerson Benítez, director zonal del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE).

Los de mayor magnitud se produjeron en estos últimos cuatro días en Mojanda, el mirador del Corazón del Imbabura, y Cahuasquí, en el lado de Urcuquí.

Puntos críticos
Las partes más vulnerables son las extensiones de páramo que se localizan especialmente en las faldas de los volcanes de Imbabura, Cotacachi y la reserva Cotacachi-Cayapas, en las cuales los flagelos han sido los de mayor recurrencia, según Benítez.

En el 2019, el SNGRE registró en Imbabura más de 300 incendios forestales, siendo junto con Pichincha, la más afectada, entre julio y septiembre.

La provincia está lista
Para la provincia y prácticamente en toda la región interandina existe una articulación interinstitucional en la que trabajan los GAD cantonales, el Ministerio del Ambiente, la SNGRE, los guardaparques, los bomberos locales y el ECU-911 para atender este tipo de emergencias.

Los primeros elementos dispuestos a combatir el fuego son los pobladores de las zonas aledañas y sobre quienes es necesario una continua capacitación junto con las juntas parroquiales.

Este año se presentó por cuarta oportunidad la campaña “No más incendios Forestales” que busca educar a la gente en la importancia de cuidar los bosques.

Sanciones
El Artículo 246 del Código Orgánico Integral Penal establece penas que van desde los tres meses a los 16 años de prisión, para quienes provoquen de manera directa o indirectamente incendios forestales, a través de quemas agrícolas, de pajonales, fogatas mal apagadas, entre otros casos.