Imbabura empieza a vivir otro ‘boom’ con cultivos de café

Ibarra. Milton Rivadeneira es un soñador sin límites. Contra todo pronóstico está guiando a Imbabura como una provincia cafetera.

Su finca ‘La Corazonada’, ubicada en ‘El Corazón de Guadual’ km 11 ½, en la parroquia La Carolina al norte de Ibarra, es el epicentro de los mejores cultivos cafeteros de la región.

Así lo demuestra su producción que es vendida a grandes marcas comerciales del país.

Su grano está saliendo de Imbabura para Pichincha, Azuay, Guayas entre otras provincias del interior. También se encuentra en fase de exportación.

Para Ricardo Vásquez, gerente de ‘Café Minerva’, el producto que se cultiva en Imbabura, se identifica por su cuerpo medio/alto de fragancia y aroma intenso. “El café que se saca de esta finca reúne todas las características que nosotros buscamos”, explica.

Característica. Gracias al clima y suelo de la zona, el grano imbabureño se está convirtiendo en un símbolo de identidad de la región. La calidad de su café, su belleza, diversidad y cuidado ya le está dando los primeros frutos a Milton Rivade-neira, quien preside la Red Asociativa de Productores Café de Imbabura y Carchi, Rapcic.

Identidad propia. En el tipo de café que se cultiva en Imbabura también se pueden apreciar toques dulces y ácidos a la vez, gracias a las sensaciones frutales y acarameladas.

La Carolina se caracteriza por ser una zona tropical de alta montaña con tipos de suelos y clima particulares. El sabor fino, fresco e intenso son las características que más llaman la atención de los expertos en café y del común de la gente que lo consume.

“Es muy exquisito y rendidor. Hemos podido saborear otros pero el que se produce aquí es el mejor. No lo digo por ser imbabureño sino por su calidad”, comenta Ángel Valencia, uno de los usuarios del producto.

Estas cualidades se pueden obtener siempre y cuando se siembren las especies y variedades vegetales adecuadas para un entorno particular. Así lo explica Rivadeneira, quien se autocapacitó en Ecuador, Honduras y Colombia.

Detalles. La organización caficultora la integran 18 personas distribuidas en 14 fincas dedicadas exclusivamente a los cultivos de Café.

Rapcic cuenta con reconocimiento legal desde el 2014, y sus socios hasta la fecha tienen 110 hectáreas de café y 2500 quintales de producción.

Por buen camino. En Ecuador cerca de 115 mil familias de pequeños productores cultivan café, quienes destinan alrededor de 96 312 hectáreas.

El café es un bien agropecuario de exportación importante, en donde el 63% fue representado por el café Arábigo y el 37 por ciento de Robusta.

Talón de Aquiles. Pero no todo es color de rosas. La actividad minera se ha convertido en el principal enemigo de la asociación de caficultores.

“No hemos tenido apoyo. La Gobernadora nos dice que todo está bajo control pero no hace absolutamente nada. La institución que nos ha ayudado es la Prefectura. No hay mano de obra y eso nos está perjudicando”, agregó.

Desde La Carolina al norte de Ibarra, está saliendo el mejor café de la región para todo el país.
Milton Rivadeneira, titular de ‘Rapcip’, muestra una de las plantas de café que al momento cosecha en su finca La Corazonada.
Albeiro Ramírez es uno de los obreros de la finca La Corazonada, que se encarga del cuidado y fumigación de las plantas de café.