Imbabura celebra su segundo aniversario como como Geoparque Mundial

Imbabura es el primer Geoparque Mundial en Ecuador, declarado así por la Organización  de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (Unesco) el 17 de abril de 2019. Esta acreditación es histórica para la provincia por todo el significado que encierra ser un área geográfica delimitada donde los paisajes y lugares de relevancia geológica internacional son gestionados desde un concepto de protección, educación y desarrollo sostenible.

El territorio imbabureño está posicionado a nivel  nacional  internacional, como parte de la Red de Geoparques de América Latina y el Caribe y  de la Red Mundial de Geoparques de la UNESCO. Para la Prefectura son dos años de esta denominación, asumida con responsabilidad,  convocando  a  una  participación  activa  de  todos  los estamentos del sector público, privado, organizaciones de la sociedad civil, academia y comunidad en general, en una acción conjunta para alcanzar los objetivos de educación, geoturismo y conservación de los recursos existentes

El prefecto Pablo Jurado señaló que existe un antes y un después en la vida de la provincia y que es el resultado del trabajo entre todos los pobladores e instituciones. “Necesitamos saber quienes somos, en donde vivimos, de donde venimos, con buenas prácticas en el aprovechamiento del patrimonio endógeno geológico-natural y cultural para su conservación”.

Además puntualizó que no  es una iniciativa que debe ser considerada solo por la actual  administración, sino que requiere ser asimilada como un legado para las presentes y futuras generaciones; como un instrumento para el fortalecimiento de las capacidades locales,  generación  de  oportunidades  y  la  revitalización  de  la  identidad  cultural,  en  procura  del  desarrollo sostenible, inclusivo, resiliente del territorio y de todo el Ecuador.

 

Haciendo un recuento del proceso para alcanzar esta distinción,  las características especiales de Imbabura, reflejadas en los paisajes de extraordinaria belleza,  la biodiversidad y la diversidad geológica fueron determinantes para que el 17 de abril del 2019, la UNESCO incluya a la provincia en la lista de los Geoparques Mundiales, siendo la primera vez que una localidad ecuatoriana alcance este membrete.

 

El proceso para lograr esta calificación se inició en el 2015,  con la firma de un acuerdo para que los organismos autónomos descentralizados locales  se comprometan a alcanzar los objetivos planteados. Imbabura tuvo que cumplir con 219 indicadores para obtener la certificación necesaria del organismo internacional, que reconoce a los lugares que son ejemplo para la diversidad del planeta.

 

El territorio imbabureño tiene 4.599 kilómetros cuadrados de superficie y se distingue esencialmente por sus características geológicas. Aquí confluyen complejos volcánicos como el Imbabura, Mojanda, Cotacachi – Cuicocha y Chachimbiro con lagos o lagunas, prácticamente en todos los cantones; cascadas, fuentes de agua, diferentes pisos climáticos y atractivos geomorfológicos. Este patrimonio, se fortalece, y se vuelve más atractivo por su complementariedad con la diversidad étnica, cultural y productiva.